“El binomio data-driven e IA generativa será clave para transformar los servicios de la AAPP a la ciudadanía”

Comparte la noticia

Directora gerente de Tracasa Instrumental y consejera delegada de Tracasa Global desde 2020, Mar González es diplomada en Relaciones Laborales por la Universidad Pública de Navarra (1996). Experta universitaria en Dirección y Administración de Empresas por la UNED (2002-2003), obtuvo la licenciatura de Ciencias del Trabajo por la Universidad de La Rioja (2011). Participó además en la creación de una primera empresa dedicada a la consultoría empresarial.

¿Cuáles son las principales responsabilidades que tiene en su cargo?

Tracasa Instrumental es una empresa pública del Gobierno de Navarra adscrita al departamento de Universidad, Innovación y Transformación Digital y que forma parte de la Corporación Pública Empresarial de Navarra (CPEN). Nuestra principal responsabilidad es la de proporcionar servicios de alto valor mediante el desarrollo continuo de especializaciones y capacidades operativas, en materia de transformación digital, gestión tributaria, gestión del territorio y atención a la ciudadanía. En este contexto, Tracasa Instrumental siempre se ha distinguido por su contribución tecnológica, innovación y excelencia en ámbitos estratégicos del Gobierno de Navarra como son Hacienda, Justicia, Catastro, Policía y Emergencias, Administración Electrónica, Atención ciudadana, Salud, Gestión de deudas e Información Territorial.

¿Cómo responde a ellas?

Nuestra estrategia empresarial se fundamenta en la prestación de servicios basados en el conocimiento, lo que convierte a las personas y su motivación en nuestro mayor activo. Por ello, fomentamos la excelencia en su crecimiento profesional y el compromiso con un servicio público eficaz y de alta calidad. Nos hemos comprometido con nuevas metodologías de liderazgo y con una transformación organizativa que prioriza el talento, la independencia de los equipos y el bienestar del personal. Estas iniciativas repercuten favorablemente tanto en el desarrollo profesional y la satisfacción emocional de nuestras personas como en la productividad y la calidad de su trabajo

Asociado a lo anterior, ha sido clave el impulso de una cultura y prácticas LEAN-AGILE en todas nuestras operaciones, así como el perfeccionamiento constante del modelo de trabajo con los distintos departamentos del Gobierno de Navarra. La adopción de marcos de trabajo avanzados, especialmente las metodologías LEAN-AGILE y los principios de agilidad que priorizan personas e interacciones sobre procesos y herramientas, soluciones funcionando sobre documentación exhaustiva, colaboración con el cliente sobre negociación contractual y la adaptabilidad ante el cambio sobre seguir un rígido plan, ha sido clave en los últimos años.

¿Y los principales retos o desafíos?

El éxito del Gobierno de Navarra en la gestión eficiente de las competencias que le han sido transferidas en materia de hacienda, salud, justicia, interior, educación, urbanismo, desarrollo rural y medio ambiente, … depende del desarrollo, mantenimiento y evolución de los respectivos sistemas de información. La clave para alcanzar los objetivos propuestos radica en la optimización de recursos, la captación de talento y la agilidad necesaria para enfrentar los retos técnicos y organizativos. Aquí el apoyo de Tracasa Instrumental, como empresa tecnológica del Gobierno de Navarra, ha sido esencial para transformar el conocimiento del Gobierno en soluciones tecnológicas innovadoras.

En este sentido, necesitamos asegurar un progreso decidido que aporte valor, mediante la evolución constante de capacidades que estén en consonancia con la estrategia de innovación y la transformación digital de los servicios públicos, donde destacaría tres retos principales:

•               Ciberseguridad

En el panorama actual, es imperativo que los sistemas TIC estén blindados frente a amenazas emergentes que puedan comprometer la confidencialidad, integridad, disponibilidad, uso previsto y valor de la información de los servicios. Se necesita una estrategia dinámica y adaptable a las variaciones del entorno para garantizar la prestación continua de los servicios.

En este escenario, Tracasa Instrumental aborda la seguridad de la información como un proceso integral constituido por todos los elementos humanos, materiales, técnicos, jurídicos y organizativos asociados al sistema de información. Este enfoque global rige la implementación de medidas de seguridad, descartando así cualquier actuación puntual o medidas reactivas aisladas.

•               Data-driven

En los últimos años, el Gobierno de Navarra ha estado activamente involucrado en el lanzamiento de la Oficina del Dato. Desde 2022, Tracasa Instrumental ha asumido la responsabilidad de implementar y desarrollar la plataforma tecnológica que respalda el datahub de Navarra. Este datahub actúa como el núcleo central para la ingesta, gobernanza y explotación de datos, y también se encarga de establecer y aplicar las políticas de gobernanza de datos. Estas políticas están diseñadas para establecer normas y estándares para la gestión, catalogación y calidad de los datos, así como para su compartición, asegurando la soberanía y confianza de los propietarios de los datos y la protección de protección de datos personales.

Desde su implementación, se ha instalado la plataforma Cloud Pack for Data de IBM on premise, se ha consolidado un equipo de profesionales altamente cualificados, y se han definido políticas, normas e instrucciones para la gobernanza de datos basadas en casos de uso reales.

Sin embargo, aún queda mucho camino por recorrer. La combinación de un enfoque orientado a los datos (data-driven) y la IA generativa será clave para la transformación de los servicios de la AAPP a ciudadanía.

•               IA

En línea con lo anterior. En Tracasa estamos convencidos de que para mejorar la calidad de los servicios que la administración presta a los ciudadanos es esencial poner en valor los datos que actualmente gestiona, incorporando nuevas fuentes externas que los complementen y siempre con el propósito de tomar las mejores decisiones respaldadas por toda esta información. Incorporar la inteligencia artificial (IA) en los procesos de la administración, siempre respetando los criterios éticos, permitirá avanzar en este objetivo.

En concreto, para que estas mejoras sean una realidad, es necesario estudiar cuidadosamente cada caso de uso y su impacto para asegurar el cumplimiento, por ejemplo, de la nueva normativa europea en materia de IA. Entendemos que la IA debe ser una herramienta de apoyo para tener una mayor eficiencia, dejando en manos de los responsables y trabajadores de la administración la toma de decisiones.

¿Cómo han cambiado, tanto los retos como las responsabilidades, a lo largo de los años?

El desarrollo de software ha evolucionado de un enfoque artesanal, donde muchas veces se era pionero a la hora de generar soluciones técnicas inexistentes y novedosas, a un proceso industrializado con prácticas estandarizadas de ingeniería del software. Hoy en día, los desarrolladores utilizan frameworks, librerías y patrones de diseño preexistentes que agilizan la creación de software, enfocándose en la escalabilidad, mantenibilidad y seguridad.

En este contexto, en Tracasa se ha evolucionado de una cultura corporativa centrada en la jerarquía y el control a una más abierta e innovadora, donde los proyectos giran en torno a individuos comprometidos y motivados. Hemos creado un ambiente que proporciona el soporte y apoyo necesario y confiamos en nuestro personal para llevar a cabo sus tareas. Este cambio cultural pone gran énfasis en la implicación y participación activa. Instamos a nuestros equipos a reflexionar constantemente sobre cómo incrementar su eficacia, lo que les permite optimizar y perfeccionar sus prácticas y modelos de trabajo.

Desde otra perspectiva, nuestra responsabilidad también ha evolucionado; no basta con proporcionar soluciones optimas en ámbitos clave para el Gobierno de Navarra y la ciudadanía, como pueden ser las aplicaciones informáticas de Hacienda o la Carpeta Personal Digital de Salud. Es igualmente crucial que participemos activamente en la reinvención y evolución de los servicios públicos para satisfacer las demandas emergentes de una sociedad en constante cambio. En este contexto, la innovación mediante la tecnología se convierte en un pilar fundamental. Las Administraciones Públicas deben estar preparadas para adaptarse de manera ágil y eficaz a los nuevos paradigmas, recordando siempre que su propósito esencial es servir a la población.

En relación con esto, los retos principales consisten en promover las competencias digitales entre empleados y ciudadanos, incentivar la cooperación con otras entidades gubernamentales y el ámbito privado, y asimilar en nuestras entidades los perfiles profesionales emergentes que se requieren, procediendo, cuando sea necesario, al reskilling del talento ya presente.

¿En qué tecnologías confía más? ¿Por qué?

Las tecnologías son habilitadoras. Nos permiten una gestión más eficaz del conocimiento, la eficiencia y la productividad. Prefiero aquellas tecnologías que generan menos dependencia, ya que es crucial poder evolucionar sin estar vinculados perpetuamente a una sola tecnología. Además, como integrantes del ecosistema de la administración pública, no debemos obviar la importancia de la ciberseguridad. Por ello, es esencial optar por tecnologías y soluciones que, de manera equilibrada, aseguren una mayor confiabilidad y seguridad, especialmente para los usuarios finales.

En nuestro caso, nos alineamos con el marco tecnológico establecido por el Gobierno de Navarra. Utilizamos tecnologías que facilitan la creación de soluciones empresariales de altas prestaciones y disponibilidad. La elección de la tecnología para cada proyecto se basa en su naturaleza y requisitos específicos, optando por las soluciones que mejor se ajusten, ya sea a través de software comercial o libre.

Es importante destacar también que las metodologías ágiles de trabajo, como Scrum y Kanban, y su escalado mediante SAFe ofrecen un enfoque efectivo para abordar los desafíos de la ingeniería de software, que difieren significativamente de los de las ingenierías tradicionales, donde las metodologías convencionales han demostrado no ser las más adecuadas.

¿Puede dar nombres de empresas con las que trabaje y los ámbitos en los que lo hace?

En relación con este tema, en el año 2020 abordamos en Tracasa un proceso de reflexión, planteándonos como objetivo el buscar una mayor colaboración con todo el espectro de empresas, desde las más grandes, hasta las pymes y empresas de nueva creación. Como resultado de este ejercicio y en colaboración con el Gobierno de Navarra diseñamos un proceso de homologación basado en un sistema dinámico de adquisición que tiene en consideración aspectos no excluyentes como el requerimiento de solvencias más ajustadas, posibilidad homologación continua a lo largo de toda la vigencia de este instrumento de contratación, diferenciación entre empresas con soluciones y productos orientados a negocio o con especialidades en tecnologías habilitadoras, entre otros. Como resultado de esta experiencia, hasta la fecha, hemos identificado unas 70 empresas de las cuales 33 son pymes, clasificadas en diferentes categorías.

Por ejemplo, a lo largo del año pasado, hemos establecido colaboraciones con más de 30 empresas para complementar nuestras competencias en ingeniería de software, asegurando así la prestación de servicios al Gobierno de Navarra con las máximas garantías.

Lo cierto es que, para la administración pública, constituye un auténtico reto distinguir dentro del amplio abanico de opciones tecnológicas disponibles en el mercado, las soluciones más adecuadas y sostenibles a largo plazo.

¿Entienden las empresas de tecnología las particularidades de las administraciones públicas?

Depende de las circunstancias de cada empresa. Algunas están muy acostumbradas a colaborar regularmente con la administración, mientras que para otras los procedimientos de contratación pública son más ajenos. Generalmente, las empresas más grandes y con más recursos suelen pertenecer al primer grupo, mientras que las más pequeñas y especializadas suelen estar en el segundo.

Habitualmente, las primeras interacciones entre el sector privado y la administración pública son cruciales para comprender y avanzar en estas particularidades. Las administraciones públicas se rigen por normativa y ámbitos explícitos de competencias y funciones, y cualquier relación de trabajo con ellas está sujeta a la ley de contratos del estado. En nuestro caso, junto al Gobierno de Navarra, hemos puesto en marcha un Sistema Dinámico de Adquisición que facilita a las empresas el acceso a las necesidades de la administración. Este sistema apuesta por incrementar la colaboración público-privada, facilitar la participación de las empresas y agilizar el proceso de contratación de proyectos. Específicamente, permite a las empresas homologarse en el sistema e identificar las especialidades en las que desean prestar sus servicios, alineándose con las necesidades del gobierno.

¿Puede la administración pública ser innovadora en materia tecnológica? ¿Qué ejemplos (propios o de otras AAPP) destacaría en este sentido?

Sin duda, es esencial que las Administraciones Públicas tengan la capacidad de innovar en beneficio de empresas y ciudadanos, proporcionando servicios mejorados y más eficientes. La innovación no solo mejora los servicios existentes, sino que también puede crear nuevas oportunidades y satisfacer las necesidades cambiantes de la sociedad.

En Tracasa Instrumental, por ejemplo, estamos realizando una apuesta importante en esta materia, con una metodología de innovación abierta, a través de un completo ecosistema de innovación y un equipo de I+D+i puntero en el campo de la analítica avanzada y la inteligencia artificial.

Esta labor está teniendo un impacto importante en los servicios que prestamos a la propia administración, como el procesamiento las imágenes de satélite y su uso para la gestión del territorio, la detección de omisiones catastrales, la aplicación de grafos para investigación en materia fiscal, la optimización de rutas del transporte interurbano de Navarra o la tramitación judicial guiada por IA. Nuestra implicación con la innovación es máxima. Y otro ejemplo de ello es la creación, junto a la Universidad Pública de Navarra, de la Cátedra Tracasa de Ciencias de la Computación e Inteligencia Artificial, que ya el año pasado organizó con gran éxito la I Semana de la IA en Navarra.

¿De qué proyecto se siente más orgullosa?

Nuestros equipos realizan trabajos muy relevantes para el Gobierno de Navarra y su ciudadanía, y aunque es difícil destacar solo uno, AVANTIUS sobresale por su alcance, magnitud y complejidad técnica. AVANTIUS es el sistema de gestión procesal, creado y desarrollado por Tracasa Instrumental, que ya está implantado en Navarra, Cantabria, Andorra, Aragón y País Vasco. Este sistema da respuesta al ecosistema de tramitación judicial en el que participan jueces, magistrados, fiscales, letrados de la Administración de Justicia, forenses, oficinas judiciales, defensores, representantes legales, intervinientes especiales, personas físicas y jurídicas sobre un mismo expediente judicial electrónico.

AVANTIUS se distingue por ser el único sistema certificado por el Consejo General del Poder Judicial como sistema de gestión procesal válido y de uso obligatorio para jueces y magistrados que trabajan con expedientes judiciales electrónicos. Además, nuestra empresa ha alcanzado el hito de convertirse en la primera entidad pública española reconocida internacionalmente como un caso de éxito por la aplicación de la metodología SAFe en AVANTIUS.

¿En qué planes de futuro trabaja para modernizar su administración?

En colaboración con el Gobierno de Navarra estamos avanzando en varios proyectos clave. Destacaría tres en particular:

El primero, ya mencionado anteriormente, es la Oficina del Dato de Navarra, que tiene como objetivo gestionar el ciclo de vida completo de los datos, desde su creación hasta su almacenamiento, uso y compartición. Esta oficina prestará servicios a diversos agentes de la Administración de la Comunidad Foral de Navarra, con el compromiso de garantizar la calidad, veracidad, ética y seguridad en su uso.

El segundo proyecto es la creación y explotación de un Gemelo Digital Territorial para Navarra. Este proyecto, financiado por fondos europeos en el marco de la iniciativa RETECH, se centrará en el desarrollo de un Gemelo Digital de Pamplona y su área metropolitana, lo cual es de gran importancia para el desarrollo de políticas y proyectos en materia de movilidad, ruido y calidad del aire.

El tercer proyecto busca proporcionar al Gobierno de Navarra capacidades avanzadas de interacción con sus ciudadanos a través de múltiples canales, tanto en línea como fuera de línea, para ofrecer una experiencia al ciudadano coherente y unificada. Un aspecto destacado de esta iniciativa es la implementación de una herramienta de Contact Center, que representa una solución innovadora de omnicanalidad en la administración del Gobierno de Navarra.

Algo que le gustaría poder hacer y que aún no ha logrado

Indudablemente, existen múltiples áreas en las que podemos seguir avanzando e innovando. Un ejemplo reciente que me entusiasma es el proyecto iniciado a finales de 2022 que ya está dando sus primeros frutos: la creación del grupo TracasaWomenTIC dentro de nuestra empresa. Este grupo, compuesto voluntariamente por trabajadoras de Tracasa Instrumental y Tracasa Global, tiene como objetivo incrementar la visibilidad de la mujer en el sector tecnológico y fomentar las vocaciones en disciplinas STEM (Ciencia, Tecnología, Ingeniería y Matemáticas) entre niñas y mujeres.

Las actividades iniciales del grupo incluyen la conmemoración de los días de la Mujer y la Niña en la Ciencia, con testimonios de compañeras dirigidos a inspirar a niñas en el sector tecnológico; mentorías con estudiantes de la Universidad Pública de Navarra; charlas en colegios, ofreciendo un enfoque novedoso sobre igualdad y equidad en las profesiones STEM; colaboraciones en Jornadas CanSat, organizadas por la Agencia Espacial Europea; y la puesta en marcha de los diálogos “Rompiendo la rueda”, centrados en fomentar vocaciones STEM a partir de testimonios de mujeres referentes en el sector tecnológico.


Comparte la noticia