La tecnología inalámbrica, un factor clave para la industria de las ciencias de la salud

tecnología inalámbrica salud

El uso de las tecnologías de la información e Internet ha revolucionado gran parte de nuestras actividades cotidianas. Lo que hace unos años parecía imposible ahora son realidades frecuentes, como el uso del teléfono móvil, la mensajería instantánea y las videollamadas. También es habitual que las personas lleven smartwatches y wearables capaces de medir su tensión arterial o la calidad de su sueño, para medir sus propios progresos en materia de salud. Y ahora, el avance de la tecnología de redes 5G y de los dispositivos IoT permite a los especialistas médicos realizar actividades complejas, como pruebas diagnósticas detalladas o como intervenciones quirúrgicas a cientos de kilómetros de distancia. La cobertura 5G en España supera actualmente el 80% del territorio. Este elevado despliegue multiplica las posibilidades de conexión en todos los sectores.

Estas innovaciones tecnológicas han dado lugar a la era de la Salud Digital, un concepto referido a la gran cantidad de usos de las tecnologías de la información para recabar datos sobre la salud de las personas y potenciar el alcance de los servicios médicos. La Salud Digital comprende, entre otras cosas, el uso de dispositivos portátiles o wearables, aplicaciones móviles de salud, sensores para recabar todo tipo de información, registros electrónicos, inteligencia artificial y robots que les permiten a los profesionales de la salud conocer mejor el estado de salud de sus pacientes y mejorar su calidad de vida.

Recientemente, hemos visto incluso casos de uso en los que un cirujano puede operar a un paciente a cientos de kilómetros de distancia; sin embargo, para que el procedimiento tenga éxito, es crucial que los dispositivos utilizados respondan inmediatamente a las instrucciones del cirujano. Esto es posible gracias al uso de redes 5G que tienen una latencia muy cercana a cero, lo que significa que los paquetes de datos dentro de la red tardan muy poco en transmitirse. Por eso los cirujanos pueden confiar en que las instrucciones que den a los dispositivos IoT se ejecutarán de la misma manera que si estuvieran presentes en el quirófano.

La tecnología inalámbrica como la red 5G trae consigo ventajas que prometen cambiar el modo en el que los equipos médicos operan, tanto en centros de salud locales, como en hospitales de alta especialidad, incluso en movimiento, como es el caso de las ambulancias. Prueba de estos avances son los registros médicos electrónicos, los dispositivos IoT para monitorizar a pacientes y recabar datos. Además, nuevas tecnologías como los Edge routers y servicios como NetCloud de Cradlepoint, permiten desbloquear el poder de LTE y 5G Wireless WAN para el cuidado de la salud y brindar acceso inmediato a aplicaciones que ayudan a salvar y mejorar la calidad de vida de muchas personas.

El futuro de la medicina en España

Lo que antes veíamos como innovaciones del futuro hace tiempo que lleva siendo una realidad en España. En el año 2019 en La Fira (L’Hospitalet de Llobregat) se realizó la primera cirugía asistida en remoto con tecnología 5G a nivel internacional. El lugar que también acoge anualmente el Mobile World Congress (MWC) presenció cómo el cirujano Antonio de Lacy tele-asistió en remoto a otro equipo de cirujanos y anestesistas que estaban realizando una intervención quirúrgica a un paciente del Hospital Clínic de Barcelona. El cirujano que dirigía la operación desde La Fira, experto en ese tipo de intervenciones, indicaba en su tablet las zonas del corte y otro tipo de recomendaciones, como el lugar preciso en el que actuar, sobre imágenes en movimiento obtenidas a través de una cámara laparoscópica. Al unísono, la imagen se visualizaba por el equipo de cirujanos en el quirófano, en una pantalla situada próxima a la mesa de operaciones.

El despliegue de todas estas nuevas tecnologías está permitiendo incluso la realización de cirugías en remoto a través de brazos robóticos y no sólo mediante indicaciones precisas. Esto supone un adelanto quirúrgico prometedor, pero enfrenta grandes desafíos. Se requiere de un tiempo de latencia cero y de tecnologías como red 5G, IoT y robótica táctil debidamente integradas.

La mejora en la conectividad que brinda el uso de la red 5G va más allá de las intervenciones quirúrgicas de alta complejidad y también abre un gran abanico de posibilidades para el acceso a la telemedicina. De hecho, en algunos puntos de España, como Madrid o Barcelona, se están testeando sistemas para dotar a las ambulancias de conectividad 5G, con el objetivo de proporcionar apoyo a distancia a los paramédicos.

Según un estudio desarrollado por Juniper Research, estas nuevas tecnologías orientadas al sector salud pueden llegar a ahorrar hasta 21.000 millones de dólares a nivel global, permitiendo al personal sanitario ofrecer un nivel de calidad asistencial mucho más eficiente. El uso de wearables hará que la obtención de datos proporcione información en tiempo real a los profesionales de la salud, evitando así innumerables visitas físicas a las consultas de los profesionales.

Con el propósito de avanzar hacia unos servicios que ofrezcan una asistencia remota de calidad, se han identificado tanto a las redes de conectividad 5G como al uso de tecnología Cloud como los elementos clave que permitirán a los profesionales de salud gestionar de la forma más eficiente la teleconsulta remota.

Este incremento en el uso de la tecnología médica y la adopción de una mejor infraestructura de comunicación inalámbrica se verá potencializado en la medida en que médicos y pacientes españoles tengan mayor conectividad y exploren las posibilidades que ofrecen los dispositivos IoT. El uso de la tecnología inalámbrica hace más eficiente nuestro sistema de salud, ayudando a acortar las distancias entre profesional y paciente y a disminuir la saturación de los servicios sanitarios. Ello se traduce no solo en vidas salvadas sino en mejores condiciones laborales para nuestros profesionales de la salud, así como en un mayor aprovechamiento de los recursos disponibles. Gracias a los avances de la tecnología inalámbrica, las barreras al acceso a los servicios de salud se convertirán en un obstáculo del pasado.

Por Antonio Merayo, Carrier Business Development Director de Cradlepoint

Ya puedes descargar totalmente gratis el Nº8 de nuestra revista

Revista número 8 de ByTIC: ¿Qué aporta la tecnología 5G a la Administración Pública?

ByTIC Media