Alicante incorporará autobuses eléctricos y Blockchain para la trazabilidad de certificados verdes

El alcalde de Alicante, Luis Barcala, ha anunciado que la ciudad tiene previsto incorporar el próximo año 23 vehículos eléctricos cero emisiones, de los 42 previstos en el contrato que el Ayuntamiento acaba de adjudicar a la UTE MIA (Movilidad Inteligente Alicantina), integrada por empresas del grupo Vectalia. Un anuncio que responde “al compromiso de la ciudad con la sostenibilidad y la preservación del planeta”, en sus palabras.

Así Barcala ha señalado que el nuevo contrato contempla que 23 unidades se incorporen durante el primer año de funcionamiento del renovado servicio que acaba de ser adjudicado a la UTE MIA, integrada por empresas del Grupo Vectalia. El alcalde ha añadido que la mayoría de las unidades (28) de los 31 vehículos restantes que prevé renovar el contrato será de tecnología híbrida de bajas emisiones contaminantes.

Además, en el nuevo contrato se prevé la ejecución tanto de la acometida como de los cargadores necesarias para la recarga de la totalidad de autobuses eléctricos previstos, los 42 señalados así como la instalación de placas fotovoltaicas en las cocheras para el autoabastecimiento energético de las instalaciones en periodo diurno.

Movilidad sostenible

El Ayuntamiento de Alicante participa, a través de la empresa mixta Aguas Municipalizadas de Alicante, en el proyecto HyVus, el consorcio alicantino que tiene como objetivo la construcción de una estación de repostaje de hidrógeno verde que incluirá un sistema propio de producción y generación de energía limpia para la movilidad. Este proyecto, que cuenta con el aval de la Generalitat Valenciana, está promovido por Vectalia, Fotowatio Renewable Ventures, Iberdrola y Aguas de Alicante.

HyVus es un proyecto integral que persigue la aplicación del hidrógeno renovable como vector «para la descarbonización de la movilidad de vehículos pesados a gran escala», explican. Un objetivo para el que contempla desde la generación de energía limpia (fotovoltaica), a la autoproducción y suministro de hidrógeno, la transformación de flotas o la implementación de tecnología de Blockchain (cadena de bloques) «para la trazabilidad de los certificados verdes de origen renovable».

Así el proyecto es construir una estación de repostaje para vehículos de hidrógeno que tendrá una conexión en directo con una planta fotovoltaica de al menos 2,5 megavatios de potencia que suministrará energía limpia al electrolizador, que es el aparato que produce hidrógeno mediante la electrolisis del agua. El proyecto HyVus en su fase de madurez evitará la emisión de 7.392 toneladas de CO2 al año.

HyVus se ha fijado como objetivo «posicionar Alicante a la vanguardia de ciudades europeas con una solución innovadora para su transporte público, así como al territorio de Comunidad Valenciana como referente nacional en la hoja de ruta del hidrógeno verde en España».

Ya puedes descargar totalmente gratis el Nº8 de nuestra revista

portada

Suscríbete a nuestra Newsletter

ByTIC Media