El Ayuntamiento de Madrid ha presentado junto a IT Urban Mobility, iniciativa del Instituto Europeo de Innovación y Tecnología (EIT), el programa #ChallengeMyCity, un evento en el que se han inaugurado siete soluciones innovadoras de movilidad urbana de las startups seleccionadas.

Todas estas soluciones tienen un objetivo común que es facilitar al Ayuntamiento de Madrid nuevas maneras de facilitar los viajes sostenibles puerta a puerta a través del fomento de la intermodalidad.

Un total de siete proyectos, seleccionados de una competición abierta a nivel europeo, y que ahora tienen como objetivo es implantar estos servicios en entornos abiertos a la movilidad durante los próximos seis meses.

Aparcamientos digitales

El primero de ellos, de la startup Vadebike que ha instalado un aparcamiento seguro para bicicletas en la Plaza de Castilla, junto al metro. De esta forma, facilita la intermodalidad entre medios sostenibles de transporte como son la bicicleta y el transporte público, para así resolver uno de los factores que preocupan más a los usuarios como es la seguridad de su bicicleta ante el robo. El aparcamiento, completamente digitalizado, permite a los usuarios guardar de manera segura tanto su bicicleta como su casco durante la jornada, favoreciendo el uso de la micromovilidad en combinación con los otros modos de transporte sostenible que se encuentran en el Intercambiador de Plaza Castilla.

El segundo proyecto es SmartPoint, 10 puntos de recogida de paquetería ecommerce, que conecta digitalmente la cadena logística de reparto con los clientes finales, que se desplazan para recoger sus productos en las taquillas de SmartPoint. Una solución que evita el reparto puerta a puerta y las emisiones contaminantes asociadas.

Dashfactory es el protagonista de la tercera solución y el encargado de la instalación de 125 cámaras inteligentes en bicicletas, dotadas de sensores para detectar situaciones de riesgo para los ciclistas, puntos negros y carriles bici con un uso más intensivo. Toda la información generada día a día estará disponible para el Ayuntamiento para la detección de puntos donde reforzar la seguridad o priorizar la construcción de carriles bici. Unos datos que permitirán mejorar las condiciones viarias para los ciclistas madrileños y favorecer el uso de la bicicleta.

Vehículos de movilidad compartida

El cuarto proyecto elegido es Vianova, una solución que dispone de un cuadro de mando digital a través del cual facilita a técnicos municipales la visualización de datos anonimizados sobre el uso de vehículos de movilidad compartida, al cual se ha añadido un módulo de análisis del uso que dan los peatones al espacio público, de forma que se puedan mejorar áreas peatonales y evitar conflictos con usuarios de micromovilidad.

Este proyecto piloto, que se ha puesto en marcha alrededor de la nueva zona peatonal de Puerta del Sol, permitirá al Ayuntamiento entender los patrones de comportamiento de peatones y usuarios de micromovilidad, y así crear y mejorar nuevas áreas peatonales en Madrid.

Solum, es la quinta idea, una estación con un sistema universal de recarga para patinetes y bicicletas eléctricos, que además proporciona un estacionamiento seguro a los usuarios. La estación cuenta con un suelo solar que proporciona energía, lo que la convierte en una instalación completamente autónoma y sostenible. Ya se ha instalado en la Estación de Chamartín como parte del proyecto con el objetivo de convertir la estación en un hub multiservicio de forma que facilita los viajes intermodales en medios de transporte sostenibles.

Vehículos electrónicos

La sexta solución es el aparcamiento para patinetes compartidos. Dentro también del proyecto Chamartín multiservicio, se ha creado un nuevo aparcamiento para patinetes eléctricos compartidos que favorece la multimodalidad entre micromovilidad y transporte público.

Y, por último y también en el hub multiservicio de Chamaratín, se ha presentado un punto de estacionamiento para vehículos eléctricos, apostando así por la movilidad sostenible en combinación con el transporte público.

#ChallengeMyCity que a atraído a la ciudad de Madrid una inversión de 250.000 euros, busca con estos pilotos de movilidad innovadora facilitar al Ayuntamiento de Madrid nuevas maneras de facilitar los viajes sostenibles puerta a puerta a través del fomento de la intermodalidad entre movilidad activa y transporte público, una logística urbana más sostenible ante el auge de las compras online, el incremento de la seguridad de la movilidad en bicicleta o la convivencia entre peatones y otros modos de transporte (patinetes y bicicletas) en desarrollos urbanos recientemente estrenados como la Puerta del Sol.

Ya puedes descargar totalmente gratis el Nº8 de nuestra revista

portada

Suscríbete a nuestra Newsletter

ByTIC Media