“Debemos hacer un cambio tranquilo, controlado. Nos debemos preocupar y ocupar de las personas”

Comparte la noticia

Profesional de la tecnología con experiencia sólida en Transformación Digital, Ciberseguridad y Gestión del Cambio, Ildefonso Vera se declara un apasionado por la innovación y la planificación estratégica. Este Ingeniero Técnico Industrial con varios másters a sus espaldas, es el responsable de innovación en ISDEFE, donde ha puesto en marcha varios proyectos para la modernización de esta agencia pública.

ISDEFE está en un proyecto de innovación. ¿En qué consiste?

Estamos centrados en dos planes íntimamente relacionados: un Plan de Transformación Digital y un Plan de Innovación. No se concibe el uno sin el otro.

El Plan Transformación Digital tiene como objetivo acompañar a las personas en un viaje donde la tecnología sea un facilitador y no una carga. Tenemos muy claro que en este proceso la persona es el centro.

Esos dos planes, ¿cuáles serían los objetivos?

En el plan de Transformación Digital trabajamos con cuatro: la actualización de la tecnología, la mejora de los procesos, el gobierno del dato y la gestión del cambio.

El Plan de Innovación se apoya fundamentalmente en proyectos internos de innovación, ejecución de proyectos europeos, transferencia de conocimiento y ejercicios de prospectiva. Para este último, Isdefe cuenta con la Red Horizontes, que se configura como una alianza con una serie de universidades para apoyar a Isdefe en ejercicios de investigación y desarrollo en aquellos sectores que se consideran estratégicos para el Ministerio de Defensa.

Estos dos proyectos ¿son internos para mejorar el trabajo externo?

El Plan de Transformación Digital pone el foco en la actividad interna de Isdefe. Tenemos el convencimiento que la mejora de la gestión interna se traduce en un servicio más eficiente y de mejor calidad para nuestros clientes. Todo avance interno repercute en las actividades que desarrollamos de puertas para afuera, alcanzando mejores cotas de conectividad, trabajo en movilidad, eficiencia y eficacia que eleva la calidad del servicio que prestamos.

¿Afecta a todos los empleados por igual?

Sí. La clave está en la forma de percibirlo. Aquellas personas que se ven directamente afectadas por el Plan lo “sufren” más. Hay otra parte de la empresa donde tarda más en llegar debido a que, en muchos casos, trabajan con equipos plataformados y configurados por aquellas entidades donde prestamos el servicio. Pero en todas las iniciativas que desplegamos aplicamos políticas de gestión del cambio para acompañar a las personas a adaptarse a la nueva situación. La clave es gestionar el cambio.

¿Qué marco temporal tienen estos dos planes?

El ámbito temporal abarca el periodo de 2022 a 2025. Teníamos un Plan pero llegó la pandemia y el impacto fue total. Después de estas circunstancias revisamos, analizamos y actualizamos nuestra posición. Gestionamos los planes con una revisión semestral y en función de los indicadores obtenidos realizamos los ajustes necesarios.

¿Ha habido alguna tecnología por la que se apostara mucho en el 21 y que haya quedado desterrada? O al revés…

ISDEFE es una empresa que mantiene un “legacy” importante, lo que no es más o menos bueno, pero hay que gestionarlo, sobre todo desde el punto de vista de la seguridad de la información y la prestación del servicio a nuestros clientes. Esto nos hace tener siempre presente a la pieza clave que presta el servicio: las personas de ISDEFE. Nuestra primera tarea fue analizar las tecnologías que aportan beneficios a la actividad de las personas y a nuestro modelo de negocio. Una vez realizado este ejercicio nos dotamos de una Estrategia de Adquisición Digital y marcamos las pautas con las que íbamos adquirir esas tecnologías.

Ahora mismo estamos analizando, como todas las empresas, el impacto de la inteligencia artificial. Para ello estamos realizando un análisis previo, medido, estudiando la infraestructura y el estado de los datos, para poder disfrutar con éxito de las ventajas que ofrece la IA.

Teniendo en cuenta estas premisas de seguridad, ¿qué se ha trasladado a la nube?

Hicimos como la mayoría de las empresas de este país: la primera salida que tuvimos a la nube fue con proyectos pequeños y muy controlados. En nuestro caso fue un portafirmas. Después de esta experiencia migramos el correo electrónico. Ahora que tenemos ese correo electrónico migrado, estamos apostando también por hacer un buen programa de adopción de Microsoft 365. Nuestro objetivo es alcanzar un buen nivel de madurez en su uso.

¿Es demasiada estricta o condicionante la seguridad? ¿Se podría ser un poco más flexible o todo lo contrario?

Sabemos que el riesgo cero no existe. Eso lo tenemos muy claro, pero hacemos todo lo posible por intentar que sea el mínimo posible en muchos aspectos. En la mayoría de nuestras actividades la seguridad de la información tanto dentro como fuera es un factor clave.

En otro orden de cosas, ¿sufre ISDEFE la falta de talento?

Todas las empresas, todo el sector, se enfrenta al tema de la captación de talento, pero muchas veces me pregunto, y hago la pregunta extensiva al resto, ¿estamos haciendo todo lo suficiente para retener ese talento y que no se nos vaya?  Nosotros hemos apostado por una colaboración muy potente con las universidades. Tenemos lo que se denomina la Red de Horizontes, donde establecemos convenios y cátedras con las principales universidades del país, como la Politécnica de Madrid, Alcalá de Henares, Universidad de Salamanca, Universidad de Jaén, Universidad Carlos III, Universidad de León… En aquellos sectores estratégicos para ISDEFE colaboramos y tenemos una acción conjunta con las universidades desarrollando un trabajo en red y de colaboración entre todas ellas.

¿Cuál es el mayor reto al que se enfrenta una organización como ISDEFE a la hora de captar talento? ¿Cuál cree que es la gran barrera y al mismo tiempo el gran aliciente para atraer ese talento?

La gran barrera que tenemos ahora mismo es legislativa, existen leyes o normas que nos impiden ser muy ágiles y muy poco flexibles en la contratación. Nos afecta a esa búsqueda de talento, porque muchas veces no podemos disponer del personal necesario que nos gustaría.

¿Impone a los jóvenes que sea un trabajo de defensa?

Creo que no. Esta pregunta me la han hecho muchas veces. El mundo de la defensa ha cambiado mucho y ya se concibe de otra manera. Defensa ha cambiado mucho y puede ser una parte atractiva para los más jóvenes y para las personas que salen de la universidad.

¿En qué proyectos punteros está trabajando ISDEFE en defensa relacionado con tecnología?

Ahora mismo estamos muy implicados en CETEDEX, localizado en Jaén, donde se van a desarrollar actividades de inteligencia artificial, vehículos autónomos y sistemas anti dron. Estamos también trabajando estrechamente con la UME, en actividades de investigación e innovación. Esto son solo dos de los muchos ejemplos de los que podemos hablar. También tenemos personas trabajando en los grandes programas de la defensa nacionales y europeos.

¿Cómo es la relación con otras entidades de seguridad, como puede ser la OTAN, como puede ser la Unión Europea? ¿Cómo afecta eso a la hora de desarrollar su trabajo?

Existe una extraordinaria relación y colaboración con ellos. Tenemos personas trabajando con la OTAN, con la EDA y tenemos grupos, sobre todo en temas de innovación, dentro del STO, (grupo de innovación de la OTAN más grande del mundo).

¿Hay algún proyecto de estos en los que está ahora involucrado del que se sienta especialmente orgulloso?

Más que orgullo, es nuestro trabajo. Estamos implantando un plan de transformación digital, con una hoja de ruta y una estrategia definida, que está empezando a dar sus frutos

Quiero hacer una mención especial a un programa que está liderado por la propia Secretaría de Estado de Defensa, que tiene que ver también con la captación de talento. Es el programa Mujer, Ingeniería y Defensa, en el que colaboramos la Fundación Círculo de Tecnologías para la Defensa y la Seguridad, la Fundación FEINDE, la Real Academia de Ingeniería e Isdefe. Con él acercamos el mundo de la defensa y las oportunidades de desarrollo profesional a quienes están en su período de formación, fomentando las vocaciones STEM

¿Qué aporta esa visión femenina?

No se puede concebir el mundo contando solo con una parte. La defensa y la seguridad es integral, por tanto, no se puede prescindir de ningún punto de vista. Corregir la brecha de género es fundamental para obtener el punto de vista integral, por tanto, el talento femenino es necesario.  Día a día está creciendo el número de mujeres que se incorporan en estos proyectos de transformación y de innovación que estamos hablando.

A la hora de hacer estos programas, ¿ha tenido inspiración en otras administraciones públicas?

Sí. Hemos ido de la mano del Ministerio de Defensa en el tema de innovación. Siempre vamos de la mano de la Estrategia de Tecnología e Innovación del Ministerio de Defensa (ETID). En el tema de transformación, más que vernos reflejados en nuestras empresas, hemos intentado no desviarnos del camino del Ministerio de Defensa

Recomendaciones que haría a otras AAPP, en función de su experiencia.

Debemos hacer un cambio tranquilo. No se trata de cambiar las cosas de un día para otro, sino hacer un cambio controlado. Nos debemos preocupar y ocupar de las personas porque entendemos que son el centro del cambio y de la transformación.


Comparte la noticia

Ya puedes descargar totalmente gratis el Nº8 de nuestra revista

Revista número 8 de ByTIC: ¿Qué aporta la tecnología 5G a la Administración Pública?