Castellón, Ciudad Real, León, Madrid, Palencia y Ponferrada. Esas son las seis ciudades españolas en las que Kapsch TrafficCom, proveedor internacional de tecnología, servicios y soluciones para Sistemas de Transporte Inteligente (ITS), implantará infraestructuras que faciliten la creación o ampliación de Zonas de Bajas Emisiones urbanas por una inversión total superior a los 8,5 millones de euros.

Las Zonas de Bajas Emisiones (ZBE) urbanas son el resultado de la entrada en vigor en mayo de 2021 de la Ley de Cambio Climático y Transición Energética, una norma que establece que las ciudades españolas de más de 50.000 habitantes así como las poblaciones de más de 20.000 residentes que superen ciertos límites de emisiones, y los territorios insulares, tienen la obligación de establecer estas zonas.

Una ley que busca la reducción de las emisiones de gases contaminantes de los vehículos a motor con combustible fósil, para contribuir así a los objetivos de desarrollo sostenible, a la mejora de la calidad del aire y de los niveles de ruido.

“La creación de Zonas de Bajas Emisiones (ZBE) en las ciudades permite actuar sobre la movilidad urbana y metropolitana no solo controlando el acceso de vehículos a motor en función de su etiqueta ambiental, sino también favoreciendo la renovación del parque de vehículos y fomentando modos de transporte más eficientes y una movilidad más activa”, explica Javier Aguirre, CEO de Kapsch TraffiCom para España y Portugal que añade que “las soluciones de Kapsch colaboran con los consistorios para llevar a cabo una gestión de la ciudad o área metropolitana de forma integral y coordinada, que ponga de manifiesto las ventajas derivadas para la ciudadanía de este tipo de proyectos”.

Monitorización y control de vehículos

En esa línea y como compañía elegida por el Ayuntamiento de Castellón, Kapsch suministrará e instalará un sistema tecnológico para la gestión de la monitorización y control de los vehículos que circulen por la ZBE de la Ciudad de Castelló de la Plana.

Un proyecto que incluye la consultoría previa para el diseño de la ZBE, así como el suministro e instalación de sistemas para el reconocimiento de vehículos/matrículas; la vigilancia, producción, medición e información de la calidad del aire en el casco urbano; la gestión de la monitorización, caracterización del parque circulante y el control de infracciones; la señalización y los paneles de información al usuario; y el suministro de un software y una aplicación móvil para la autorización, información y consulta de usuarios.

En el caso de Ciudad Real, Kapsch instalará un sistema para gestionar la monitorización y el control de infracciones desde el punto de vista medioambiental de los vehículos que circulen por el interior de la zona calificada como de bajas emisiones de la ciudad.

Dicho sistema cuenta con equipos de lectura y accesorios para el control de los accesos, paneles informativos de señalización con información actualizada sobre los niveles diarios de contaminación ambiental, criterios de acceso ante episodios extremos, estado de ocupación del aparcamiento de rotación, etc. y contempla la instalación, configuración, puesta en marcha e integración en la plataforma de gestión de la ZBE de los equipos.

Cámaras y sensores

Por su parte, el Ayuntamiento de León ha confiado en Kapsch el suministro e instalación del sistema de control de accesos y señalización de las ZBE en su término municipal. El proyecto, que se llevará a cabo en un plazo de doce meses, implica la instalación de un sistema de cámaras para la detección de matrículas, sensores de medición de la calidad del aire, un sistema de detección de peatones y bicicletas, otro de detección de vehículos, así como la Red de Comunicaciones y el Equipamiento del Centro de Control.

Adicionalmente, Kapsch también realizará la renovación de la Sala de Trasmisiones de la Policía Local, donde está previsto integrar todas las aplicaciones de los sistemas de gestión de tráfico. La renovación prevé la instalación de un sistema de visualización con un VideoWall de 4×3, nodos y equipamiento de comunicaciones, servidores, PCs y mobiliario.

El contrato de Kapsch con el Ayuntamiento de Madrid tiene como objeto el suministro, instalación y mantenimiento de los sistemas inteligentes de reconocimiento de matrícula para el control automatizado del acceso de vehículos a la ZBE desde la M-30 en una primera fase que, a continuación se ampliará a la zona exterior de la M-30.

Imagen del centro de Madrid.

En virtud del mismo, Kapsch TrafficCom instalará un total de 144 equipos de lectura de matrículas, así como el equipamiento necesario para su comunicación con el software de gestión instalado en el CPD del Centro de Gestión de Movilidad de la ciudad, además de la señalización tanto horizontal como vertical para su información a los conductores sobre el acceso a una zona restringida. El contrato incluye también el mantenimiento de todos los elementos durante los 48 meses siguientes a la finalización de la instalación.

Pasos inteligentes de peatones

Otro de los contratos conseguidos por Kapsch es el del Ayuntamiento de Palencia para dotar a la ciudad de 25 pasos inteligentes de peatones que mejoren la accesibilidad y seguridad tanto de mayores como de niños en zonas cercanas a parques, colegios, barrios con población envejecida y zones de alta siniestralidad. Estos nuevos pasos de peatones contarán con luminarias y señalización horizontal y vertical y quedarán integrados en los Sistemas de Control de Trafico de la ciudad.

En cuanto a la creación de la ZBE de Ponferrada, el Ayuntamiento ha confiado en Kapsch para el suministro e instalación de un sistema de gestión de plazas de estacionamiento y control de calidad del aire. El contrato contempla la instalación de 690 sensores para la detección de ocupación de plazas de estacionamiento en la vía pública, así como una red de 5 nodos con 6 sensores cada uno de ellos para para la medición de diferentes compuestos relacionados con la calidad del aire.

Ya puedes descargar totalmente gratis el Nº8 de nuestra revista

portada

ByTIC Media