Apostar por la experiencia digital del empleado (DEX) para atraer y retener talento, también en el sector público

En Estados Unidos, un reciente informe revela que el Gobierno Federal está dedicando mucho más tiempo y esfuerzo que el sector privado en reclutar nuevos empleados. Emily Peck, periodista de la prestigiosa agencia de noticias Axio, escribió recientemente que “mientras que en el sector privado el número de puestos de trabajo superó el nivel pre-pandémico, en el sector público existe un déficit de empleo de 664.000 personas”, según el Informe de Empleo del Gobierno publicado el pasado 8 de julio.

Peck opina que estas cifras tan dispares pueden ser debidas a la inflexibilidad propia del trabajo en la administración pública; un sector en el que la remuneración suele ser inferior a la de puestos similares en el sector privado, y las posibilidades de trabajar a distancia o en formato híbrido son, en general, menores.

Teniendo en cuenta que el trabajo cambió para siempre tras la pandemia, la forma en la que los trabajadores interactúan con la tecnología ha pasado a convertirse en un factor crítico para el logro de resultados y el valor que los empleados aportan a sus organizaciones.

Si las organizaciones tienen entre sus prioridades la implantación de redes flexibles y seguras, el lugar de trabajo ‘en cualquier parte’ (Everywhere Workplace) será sin duda el futuro del trabajo, y la experiencia digital su habilitador número uno. 

Las principales frustraciones de los empleados, según el informe DEX

Ivanti trabajó recientemente con expertos globales en transformación digital, y encuestó a 10.000 trabajadores de oficina (incluyendo algunos del sector público), profesionales de TI y la alta dirección para conocer cómo priorizan y adoptan la experiencia digital del empleado (DEX) en sus organizaciones y cómo es su experiencia de trabajo en el día a día.

Los resultados de este extenso estudio revelaron que el uso de una tecnología inadecuada – y con frecuencia compleja – era un factor clave en la insatisfacción de los empleados. Algunas cifras:

· Casi dos tercios de los empleados encuestados opinan que serían más productivos si pudieran disponer de una mejor tecnología.

· El 49% está descontento con las herramientas y tecnología que les proporciona su organización. 

· Más de dos tercios han invertido su dinero personal en renovación de hardware y software para poder realizar su trabajo.

· El 80% reconoció que trabajan con múltiples aplicaciones y plataformas para trabajar.

· El 50% se llegó a plantear dejar su trabajo, debido en parte a su insatisfacción con las aplicaciones y herramientas tecnológicas que manejaba.

Lo cierto es que la tecnología no debería ser una carga para el éxito y el logro de resultados. Todo lo contrario, debería contribuir a reforzar y agilizar los flujos de trabajo.

Recientemente, el Comité Electo de la Cámara de Representantes para la Modernización del Congreso de Estados Unidos, consideró la integración y modernización tecnológica como un factor que aportara eficiencia y transparencia en el proceso legislativo, para hacer del Congreso un organismo más eficiente y transparente. Este tipo de actualizaciones a gran escala son una muestra de la importancia de la modernización digital, y también – aunque a menor escala – deberían tenerse en cuenta como factor de satisfacción en la experiencia diaria de los empleados.

Dado que el Gobierno Federal compite ferozmente con el sector privado por el mejor talento, es fundamental puedan garantizar que las herramientas tecnológicas que utilizan a diario sus empleados estén a la altura de sus necesidades.

Qué significa esto para el Sector Público

En la guerra por el talento, proporcionar una experiencia digital excepcional y segura se ha convertido en un diferenciador fundamental a tener en cuenta por las organizaciones, especialmente en el sector público.

Si el sector público estuviera dispuesto a invertir en tecnología moderna y operativa para sus empleados, existiría un mayor potencial para atraer y retener al perfil de empleados que necesita. Nuestro estudio descubrió que, en la actualidad, el 65% de los trabajadores reconoció que sería más productivo si pudiera disponer de nuevas herramientas tecnológicas.

Con la disponibilidad de nuevas tecnologías innovadoras que permiten y apoyan las fuerzas de trabajo híbridas, las TI tienen ahora la oportunidad de impactar positivamente dentro de una estrategia organizativa más amplia, reforzando los resultados de negocio y contribuyendo tanto a la mejora de la productividad como a la retención de los empleados.

Bill Harrod, Federal CTO de Ivanti en USA.

Comparte este artículo

ByTIC Media

Abrir chat
📨 ¿En qué podemos ayudarte?
ByTIC Media
Hola 👋
Soy Aiala Casaux, responsable comercial de ByTIC
¿En qué puedo ayudarte?