Ser pionera, convirtiéndose en la primera comunidad en regular legalmente el desarrollo de la Inteligencia Artificial es el objetivo que se ha marcado Europa.

Aunque aún son muchos los flecos por cerrar, el proceso se inició con la propuesta Informe sobre Inteligencia Artificial en la Era Digital que realizó la Comisión Europea, un documento que el Parlamento Europeo ha aprobado y sobre el que ha decidido marcar las líneas de esta legislación.

Con esta regulación Europa buscaría, por un lado, potenciar la industria de la Inteligencia Artificial, pero al mismo tiempo, son muy conscientes de los riesgos que esto conlleva. La idea es llegar a un acuerdo lo más equilibrado posible que recoja los puntos positivos y los negativos.

Así, el texto, aprobado con 495 votos a favor, 34 en contra y 102 abstenciones, dice que el debate público sobre el uso de la inteligencia artificial (IA) debe centrarse en el enorme potencial de la tecnología para complementar el trabajo humano y que la Unión Europea debe posicionarse como un emisor de estándares global en IA.

Riesgos asociados

Lo más llamativo de la futura legislación que proponen desde Europa radica en que la IA debe regularse proporcionalmente al tipo de riesgo asociado con su uso.

Es decir, el primer nivel será el de riesgo inadmisible para aquellos usos de la Inteligencia Artificial que supongan una amenaza para la seguridad y que, según la propuesta, deberían quedar prohibidos. Aquí se incluyen desde sistemas que fomenten un comportamiento peligroso en menores hasta sistemas de “puntuación social” por parte de los Gobiernos.

“La UE ahora tiene la oportunidad única de promover un enfoque confiable y centrado en el ser humano para la IA. Una que se base en los derechos fundamentales, que gestione los riesgos aprovechando al máximo los beneficios que la IA puede aportar al conjunto de la sociedad. Necesitamos un marco legal que deje espacio para la innovación y un mercado único digital armonizado con estándares claros. Necesitamos la máxima inversión y una infraestructura digital robusta y sostenible a la que puedan acceder todos los ciudadanos”, ha señalado el eurodiputado Axel Voss.

El siguiente paso requiere que la Comisión Europea proponga una legislación concreta, previsiblemente algo que ocurriría a finales de septiembre de 2022. Una propuesta que volverá a manos del Parlamento y que para principios de 2023 debería quedar aprobada definitivamente.

Comparte este artículo

Deja una respuesta

Forma parte de la comunidad ByTIC

Comunidad de innovación y tecnología para la Administración Pública

ByTIC Media

Abrir chat
📨 ¿En qué podemos ayudarte?
ByTIC Media
Hola 👋
Soy Aiala Casaux, responsable comercial de ByTIC
¿En qué puedo ayudarte?