Extremadura expone sus atractivos a la industria de centros de datos

Cada vez son más los centros de datos que se instalan en nuestro país, reflejo de un mercado al alza por las crecientes necesidades de gestión y computación del dato pero también de cómo España es un destino con especial atractivo para esta pujante industria.

Algo que ha puesto de manifiesto también Extremadura, región que ha querido exponer, durante el ‘Investor Day Extremadura’, sus atractivos para atraer nuevos centros de datos sostenibles.

Algo de lo que ya es consciente plenamente la compañía Ingenostrum que ha elegido Cáceres para construir el primer centro de datos neutro en carbono de la Unión Europea, un proyecto en el que la compañía invertirá 1.300 millones de euros hasta 2030.

Para conseguir la neutralidad en carbono, el proyecto recurrirá a diferentes soluciones como la construcción de un lago artificial y dos plantas fotovoltaicas, una para autoconsumo del centro de datos y otra de mayor capacidad que podría suministrar energía renovable adicional.

Recursos energéticos

Y es precisamente para que más compañías sigan el ejemplo de Ingenostrum para lo que, desde Extremadura, se han querido mostrar  sus “varias ventajas competitivas para atraer la inversión de centros de datos”, como la existencia de suelo preparado para acometer estas inversiones y la existencia de recursos energéticos como el agua y sol que permiten a las empresas disponer de electricidad a un coste marginal y cumplir con el objetivo de la Comisión Europea para que el sector sea neutro en carbono para 2030.

 Así, algunos de los atractivos de la comunidad extremeña son el consumo energético sostenible. Y es que, en la actualidad, Extremadura produce el 27% de toda la energía fotovoltaica de España y tiene un excedente energético sostenible (genera el 8,04 % de la electricidad en España y consume el 1,88 %) a lo que se suma un potencial de biomasa de más de 4 millones de toneladas por año, así como la capacidad eléctrica de dos reactores nucleares.

La seguridad física es otra de las ventajas de Extremadura para la instalación de centros de datos y que la región cuenta con la experiencia de las instalaciones más exigentes en cuanto a seguridad: la central nuclear de Almaraz. Tras realizar extensos y detallados estudios sobre la topografía del emplazamiento, los resultados concluyeron la idoneidad del lugar escogido, debido a sus características sismo tectónicas, geológicas, hidrológicas y climatológicas. Lo que convierten a la región en una garantía para garantizar la operatividad y nivel de servicio ante eventuales desastres naturales.

Infraestructuras de comunicaciones

Como tercer atractivo, Extremadura dispone de una cuidad red de conexión de alto ancho de banda y baja latencia gracias a la capacidad para conectar con los principales proveedores de telecomunicaciones. Además, dispone de POPs de las redes académicas de ámbito regional, nacional e internacional. Las conexiones se pueden hacer de norte a sur y de este a oeste usando las canalizaciones existentes en las autovías que atraviesan la región.

Las infraestructuras y el networking tecnológico también convierten a la región en un destino idóneo para los centros de datos. Como aseguran, “la comunidad cuenta con un grupo de pequeñas empresas de tecnología muy cualificadas en torno a aspectos como el desarrollo de software o computación avanzada, con grandes multinacionales de desarrollo de software instaladas en el Parque Científico y Tecnológico de Extremadura, así como con organismos de apoyo e infraestructuras científicas asociadas al sector”.

Adicionalmente, la Universidad de Extremadura cuenta con grupos de investigación especializados en ingeniería de software, sistemas eléctricos y electrónicos de potencia, robótica y automática, entre otros, apuntan.

Comparte este artículo

Deja una respuesta

ByTIC Media

Abrir chat
📨 ¿En qué podemos ayudarte?
ByTIC Media
Hola 👋
Soy Aiala Casaux, responsable comercial de ByTIC
¿En qué puedo ayudarte?