El trabajo híbrido y su consolidación en las Administraciones Públicas

Carlos Canitrot

La fusión del trabajo presencial con el teletrabajo en las administraciones públicas es un modelo de flexibilidad y autonomía del entorno laboral, mediante un conjunto de herramientas digitales, con el objetivo de ofrecer la posibilidad de trabajar remotamente o en las instalaciones del organismo público.

Desde 2020, y a raíz de la pandemia, con el objetivo de dar continuidad al trabajo de los empleados públicos en España, se ha invertido un gran presupuesto en modernización y actualización de las infraestructuras, tanto físicas como lógicas, superando los 1.500 millones de euros durante los últimos dos años.

Es cierto que el grueso de estas inversiones se focalizó en los primeros meses de la pandemia por el alto porcentaje de empleados públicos que tenían que trabajar remotamente; pero han continuado hasta ahora, y continuarán en los próximos meses, con más inversión en servicios en la nube y ciberseguridad, entre otras tipologías TIC.

A raíz de que se fueran eliminando las restricciones, el trabajo híbrido se ha establecido como una realidad, en mayor o menor medida, y dependiendo de cada Administración Pública o, incluso, de cada organismo.

Desde luego que la base para que el trabajo híbrido tenga continuidad en el sector público existe; que se perpetúe, dependerá de cómo los responsables de las administraciones públicas valoren aspectos como la flexibilidad laboral, la satisfacción del empleado o la productividad.

Comparte este artículo

ByTIC Media

Abrir chat
📨 ¿En qué podemos ayudarte?
ByTIC Media
Hola 👋
Soy Aiala Casaux, responsable comercial de ByTIC
¿En qué puedo ayudarte?