Apenas hace unas horas que dábamos la bienvenida al año 2023 y, desde Plain Concepts han querido analizar cuáles serán las principales tendencias tecnológicas que marcarán el año y, con ello, también impactarán en los nuevos proyectos y servicios de la Administración Pública.

Así, al igual que la forma de hacer negocios ha evolucionado en los últimos años con la adopción de nuevas soluciones tecnológicas, la AA.PP. se encuentra inmersa en un proceso de transformación digital que permita ser más eficiente a sus organismos al tiempo que ofrecer unos servicios públicos más ágiles, personalizados y accesibles.

Muchos de estos objetivos tienen en la tecnología su base y así, siguiendo las reflexiones de Plain Concepts estas serán las 10 tendencias tecnológicas que van a marcar la transformación de los negocios y de muchos organismos públicos en 2023:

-Gemelos digitales

Los gemelos digitales o digital twins llevan varios años posicionándose como una de las principales tendencias tecnológicas del momento. Estas réplicas digitales de objetos, espacios, sistemas físicos o procesos permiten obtener productos más precisos, abaratar costes o predecir posibles errores. También abren un mundo de posibilidades a la hora de comprobar y simular, por ejemplo, si el comportamiento de una planta industrial es el adecuado.

Se pueden digitalizar entidades físicas a partir de nubes de puntos, segmentar y etiquetar la información, crear y optimizar las cadenas de suministro, automatizar los procesos y equipos usando otras tecnologías como la Inteligencia Artificial, mejorar la seguridad, optimizar el control de la calidad y el mantenimiento predictivo, etc.

Esta tecnología permite cambiar los componentes que queramos en el mundo digital hasta que estén optimizados y conseguir su mejor versión en el mundo real. Va a cambiar por completo la forma de perfeccionar los procesos de un negocio, mejorar su eficiencia y ahorrar de forma exponencial los costes en sectores como el de la construcción, el aeronáutico, el sanitario o el educativo, entre otros y ya son algunas instituciones públicas las que en 2022 comenzaron a explorar estas posibilidades.

-Blockchain para rediseñar la confianza

Hasta ahora, los procesos de pago online que implican a dos partes se han hecho mediante un intermediario que verificaba los datos a través de un sistema centralizado, lo que podía llevar a muchos problemas, explican desde Plain Concepts. Sin embargo, con la llegada de la tecnología Blockchain y su modelo descentralizado se elimina el control final de una organización y se almacenan los datos de forma cifrada y mucho más segura.

La descentralización crea nuevas formas de realizar transacciones, comunicarse y hacer negocios, además de facilitar la automatización, lo que se va a traducir en un gran impulso cuando hablamos de propiedad digital.

Gartner prevé que en 2025 el valor comercial agregado por esta tecnología crecerá a más de 176.000 millones de dólares, por ello ha pasado de ser una tecnología exclusiva para el sector financiero o más relacionada con las criptomonedas, a empezar a implementarse en numerosos sectores.

El Blockchain está creando nuevas ideas comerciales y permite acelerar el proceso de verificación de las operaciones, evitar fraudes y ciberataques, además de ser altamente eficiente, fiable y seguro. Por este motivo, aseguran desde la compañía, va a ser tan importante a la hora de hacer negocios en los próximos años, para mejorar el seguimiento de datos, crear nuevos sistemas de facturación, albergar patentes, seguir los procesos de ventas, proteger datos médicos, etc.

-IoT para un mundo hiperconectado

Actualmente, apuntan desde Plain Concepts, los sensores y las redes de dispositivos conectados de IoT se han convertido en un punto fundamental para crear gemelos digitales, construir el metaverso, mejorar el funcionamiento de las máquinas inteligentes o diseñar las ciudades del futuro.

Cada vez hay más dispositivos inteligentes en nuestra vida personal y laboral, pero hasta ahora encontrábamos algunos problemas en la comunicación, debido a las diferentes plataformas o sistemas operativos. Por ello, 2023 va a ser el año para desarrollar estándares y protocolos globales, con el fin de comunicarse de forma más efectiva.

La tecnología IoT recopila e interpreta los datos que recogen las máquinas industriales para, posteriormente, ofrecer información sobre el proceso, con el fin de mejorar la eficiencia, ahorrar costes en la producción, detectar nuevas oportunidades de negocio y tendencias de consumo o favorecer la innovación de los productos.

Y solo estamos en las etapas iniciales de todo lo que se puede conseguir, pues las previsiones sugieren que en 2023 se usarán unos 50 millones de dispositivos IoT. Así, se podrá crear una red masiva de dispositivos interconectados que den una mayor seguridad, eficiencia y toma de decisiones para las empresas, a medida que se recopilen y analicen más datos.

-IA y seguridad

Estrechamente ligado con los dispositivos IoT, Plain Concepts considera que una de las grandes tendencias para 2023 será la de asegurar los datos que se intercambian entre las redes inteligentes. Mejorar las capacidades de seguridad de dichos dispositivos va a ser una prioridad para las empresas y los organismos públicos, una labor donde la Inteligencia Artificial (IA) será crucial.

El auge del 5G no solo supone que la comunicación sea más rápida, sino que también se puedan conectar más dispositivos. La IA y el Machine Learning aportan a las soluciones de seguridad un enfoque más proactivo y permiten automatizar rápidamente los procesos de toma de decisiones, además de crear patrones a partir de datos incompletos o modificados.

Los algoritmos aprenden de los datos de amenazas reales, lo que permite detectar peligros más rápido, conseguir un margen de error mínimo, predecir posibles amenazas y ayudar a los expertos de ciberseguridad a crear protocolos más robustos.

-Computación cuántica

La computación cuántica es una de las tendencias que más popularidad está ganando en los últimos meses. Sus aplicaciones abarcan desde la prevención en la propagación de enfermedades como el coronavirus hasta el desarrollo de nuevas vacunas, pasando por la administración del riesgo y los fraudes del sector financiero.

El gran factor diferencial de esta tendencia es que las computadoras cuánticas son muchísimo más rápidas que las computadoras normales y por ello ya son varios los proyectos impulsados desde nuestra Administración en este sentido. De hecho, apuntan desde Plain Concepts, se prevé que sus ingresos en el mercado global superen los 2.500 millones de dólares en 2029.

-Metaverso

El metaverso es un tema recurrente en cualquier conversación sobre el futuro del sector tecnológico, señalan, con unas perspectivas económicas enormes: se espera que a mediados de esta década alcance los 800.000 millones de dólares y que en 2030 la cifra llegue a los 2 billones y medio.

Aunque aún falta mucho para ver este universo digital y de momento son pocos los desarrollos de la Administración Pública en el metaverso, Plain Concepts cree que por ejemplo tendrá gran impacto en la llamada Industria 5.0.

Además, ya son muchas las empresas que están utilizando este entorno para mejorar sus productos, dar otra imagen de marca o conectar con sus consumidores. Sus aplicaciones son numerosas, y van desde la captura y digitalización del mundo real, hasta el entendimiento y enriquecimiento de los datos en entornos virtuales o la consecución de objetivos sostenibles con optimización de costes.

-Superapps

Las llamadas superapps son el resultado de combinar una aplicación, una plataforma y un ecosistema digital, todo dentro de una misma aplicación. Sería el equivalente tecnológico de una navaja suiza que combina muchas herramientas que comparten un mismo propósito y que pueden usarse o quitarse según las necesidades de cada usuario.

Se ejecutan en una misma plataforma que ofrece numerosos servicios y donde se pueden crearexperiencias de usuario personalizadas, atractivas y de mayor alcance. De hecho, permiten incluir experiencias empresariales móviles y de escritorio, como plataformas de flujo de trabajo, colaboración y mensajería.

Desde Plain Concepts apuntan que, con el paso del tiempo, darán soporte a los chatbots ya habituales por ejemplo en la atención al ciudadano, las tecnologías que potencian el IoT y a las experiencias inmersivas como el metaverso.

-Automatización robótica de procesos (RPA)

La RPA automatiza procesos comerciales como la interpretación de aplicaciones, el procesamiento de transacciones, el manejo de datos o incluso la respuesta a emails. Su principal ventaja es que automatiza tareas repetitivas que solían hacer los empleados, lo que permite que estos puedan centrarse en tareas más creativas y productivas. Además, ahorra costes, aumenta la rentabilidad y reduce tanto el tiempo de realización de tareas largas como la probabilidad de error.

Por tanto, ayuda a aprovechar el talento humano de las empresas y es muy útil en la recopilación y almacenamiento de datos diversos y en sectores como el financiero, la atención al cliente o los recursos humanos. De hecho, la automatización está siendo una de las protagonistas en el proceso de reparto de ayudas del Kit Digital.

-Nuevas soluciones energéticas

Al compromiso por conseguir modelos de negocio más respetuosos con el medio ambiente se une la crisis energética en la que estamos inmersos. La unión de ambas impulsa la búsqueda de nuevas fórmulas y tecnologías aplicadas para reducir nuestra dependencia de los hidrocarburos.

En este escenario, la IA es muy útil, especialmente para potenciar los beneficios de energías renovables como la eólica y solar a través del mantenimiento predictivo. Gracias a ella se pueden detectar anomalías y predecir fallos antes de que se produzcan, lo que supone un importante ahorro de costes.

El hidrógeno verde es una de las grandes esperanzas en la transición energética y para reducir el alto nivel de emisiones que producen industrias como la del transporte. Otra es la tecnología eólica flotante, que aprovecha al máximo el viento a la par que se revitalizan las comunidades costeras y se lleva la producción de energía cerca de los centros de consumo.

-Tecnologías sostenibles

La última tendencia tecnológica que señala Plain Concepts para 2023 engloba tecnologías como la IA, el Blockchain, el cloud computing, la realidad extendida o la robótica, que hacen posible la creación de un futuro más ecológico y sostenible sin renunciar a la eficiencia y al crecimiento empresarial.

En los últimos años hemos visto que muchas empresas y organismos públicos están poniendo el foco en la reducción y trazabilidad de las emisiones de CO2, la migración a la nube o la optimización y automatización de procesos.

Ya puedes descargar totalmente gratis el Nº8 de nuestra revista

portada

Suscríbete a nuestra Newsletter

ByTIC Media