La adopción de tecnología cloud fue una de las grandes protagonistas durante el pasado año y todo apunta a que hoy sigue siendo una de las tendencias más importantes que marcan el mercado TIC. Tendencia a la que no solo se suman compañías de todo el mundo sino también la Administración Pública que ve cómo en su propia transformación digital la nube le aporta la agilidad y escalabilidad que requiere. 

Así, la consultora IDC señalaba recientemente que el 42% de la administración pública ya se está moviendo hacia el entorno cloud. Una cifra que, como decíamos, ya tuvo su reflejo en la inversión en tecnología realizada por la Administraciones Públicas durante 2021, según los datos del Barómetro de Adjudicaciones TIC. 

Concretamente, dicho barómetro revela cómo, durante el pasado año, la inversión alcanzó la extraordinaria cantidad de 5.296,03 millones de euros. De ese volumen total, si nos fijamos en la inversión en tecnología cloud, vemos cómo esta alcanzó los 321 millones de euros, con una cuota de inversión del 12,86% respecto de los servicios TI, y del 6,07% del total de la inversión en 2021. 

Además, el análisis de Adjudicaciones TIC muestra cómo esa cifra de inversión en servicios cloud se desglosa en 71,14 millones destinados a Infraestructura como Servicio (IaaS); 44,68 millones a Plataforma como Servicio (PaaS); y 205,76 millones a SaaS o Software como Servicio, la partida más elevada.  

Un ejemplo real lo encontramos en la Universidad de Castilla-La Mancha que hace ya tiempo decidía apostar por la nube. “En el caso de la Universidad, es un movimiento que iniciamos hace ya años y en el que seguimos inmersos. Actualmente, más del 80% de nuestra actividad se desarrolla en entornos cloud. Se trata de un camino que iniciamos con un proyecto de backup, que fue evolucionando hasta convertirse en la evolución de nuestro centro de proceso de datos. De hecho, el despliegue se ha ordenado mediante un diseño de CPD en la nube que nos ha permitido ir moviendo carga desde la situación on premise de forma progresiva”, explica Andrés Prado, director del Área TIC en UCLM. 

Actualmente, más del 80% de la actividad de la Universidad de Castilla-La Mancha se desarrolla en entornos cloud

Pero también vemos que hay organismos donde esa adopción de la nube no es tan sencilla. Es el caso del Hospital 12 de Octubre de Madrid como apunta su CIO Juan Luis Cruz: “El ámbito sanitario tiende a ir un paso por detrás de otros sectores productivos en lo relativo a la adopción de tecnologías. Dada la naturaleza de los datos que manejamos (datos de salud) puede ser razonable que esto sea así. Sin embargo, en lo relativo a la adopción del cloud, el retraso es muy significativo. Hemos llegado a establecer clouds privadas con un alcance limitado, pero aún tenemos problemas para una adopción clara del cloud público e híbrido en nuestro entorno”. 

Además de la sensibilidad de los datos que manejan determinados organismos públicos como es el Hospital 12 de Octubre, la migración a la nube suma algunos más “peros” cuando del Sector Público hablamos.  

Seguridad, cultura o entornos legay, los desafíos  

Razones de seguridad, entornos TI complejos, normativas específicas… Son muchas las razones que explicarían por qué la Administración Pública apuesta por la nube pero de forma más lenta. 

“Quizás la Administración Pública, por su naturaleza, va ligeramente más lenta en su avance hacia la Cloud. Es importante para impulsar esta evolución conocer la naturaleza específica de la Administración Pública, sus requisitos de regulación, cómo han de tratar los datos y dónde localizarlos, las restricciones que pueden tener en el tratamiento de los mismos y un largo etcétera. Es por esta razón que las Administraciones Públicas están tendiendo a modelos híbridos o de Cloud on premise, que les permitan consumir su tecnología en formato Cloud, pero de acuerdo con todas sus regulaciones”, señala David Fernández, Hybrid Cloud Solution Architect de Hewlett Packard Enterprise. 

Y es que el modelo híbrido es la elección, como vemos, más extendida entre los organismos públicos a la hora de abrazar las tecnologías en la nube.  

Así explica esta elección Natalia Escobedo, directora de Sector Público de Microsoft España: “La principal razón es que las soluciones híbridas les ofrecen la oportunidad de cambiar y escalar a un ritmo que es prácticamente imposible con un uso exclusivo de la nube privada. Cuando surge la necesidad ampliar el espacio en la nube, por ejemplo, pueden recurrir a la pública para obtener una solución inmediata (mientras que, en el caso de una nube solo privada, este proceso lleva más tiempo y utiliza grandes recursos). Tradicionalmente, los entornos locales y las nubes privadas han sido utilizadas por Administraciones Públicas ya que buscan aumentar el control sobre su entorno. Aun así, esto puede dar algunos problemas. Por ejemplo, si una aplicación reside en un entorno local o en una nube privada, los picos repentinos de la demanda pueden sobrecargar la capacidad -como temporadas de declaraciones de impuestos-.Por ello, muchas optan por los modelos de nube híbrida: cuando se producen picos de demanda, las organizaciones pueden aprovechar los recursos informáticos adicionales de la nube pública, permitiendo que la infraestructura del entorno local “irrumpa” en esta”. 

El modelo híbrido es la elección, como vemos, más extendida entre los organismos públicos a la hora de abrazar las tecnologías en la nube

Un modelo híbrido que, además, les ofrece una flexibilidad muy necesaria, según el CIO del Hospital 12 de Octubre. “La elección del modelo de cloud híbrida se debe a que no se puede utilizar una herramienta única para resolver todos los problemas. Dependiendo de los objetivos, de los recursos existentes y de los condicionantes, puede ser preferible una cloud pública o un entorno on premise con gestión de cloud privada. De esta forma, los entornos de cloud híbrida permiten disponer de ambas posibilidades y de la flexibilidad necesaria para mover servicios entre ambas”. 

Pero la elección del modelo híbrido también se explica por los requisitos que la propia naturaleza de la Administración Pública establece. “En mi opinión, se trata de un proceso evolutivo que se va desarrollando a lo largo del tiempo. Es fundamental gestionar adecuadamente ese proceso y, por tanto, la capacidad de mantener entornos en su ubicación tradicional mientras que otros se despliegan y van entrando en producción en cloud. Por otro lado, hay aún mucho entorno legacy que impide una transición rápida a entornos cloud lo que refuerza el modelo híbrido. Además, más allá de la tecnología, se encuentra la naturaleza de la información que se gestiona y las necesidades en materia de seguridad que, si bien han avanzado considerablemente desde que nosotros empezamos, aún son identificadas como un obstáculo a superar”, apunta en ese sentido el director del Área TIC en UCLM. 

La seguridad como una barrera pero que, poco a poco, va superándose según David Fernández, de Hewlett Packard Enterprise. “Bajo mi punto de vista, existen dos retos importantes cuando nos referimos a adopción de tecnologías Cloud en las Administraciones Públicas y que poco a poco se van solucionando. Por un lado, que la contratación de servicios en pago por uso no era hasta el momento sencilla por los procedimientos de contratación de las propias Administraciones Públicas y que se va resolviendo con nuevos procedimientos que sí permiten a las mismas contratar este tipo de servicios. Por otro lado, si nos centramos en nube pública, existen condicionantes importantes relativos a las normativas y regulaciones, especialmente en lo que tienen que ver con los datos, que pueden restringir el uso de estas tecnologías. Afortunadamente, esto último se ha solventado con los modelos de nube híbrida con consumo de Cloud on premise de modo que dicha nube esté en el CPD del cliente o en un co-locator”. 

No sólo la seguridad o la normativa y regulación que deben cumplir los organismos públicos son alguno de los frenos en la adopción del cloud en la Administración. Como señala la directora de Sector Público de Microsoft España, es necesario además hacer frente a retos como el cultural. “El primer reto es el cambio de cultura. Cerrar la brecha de habilidades digitales es más urgente que nunca: cuando la innovación tecnológica se une con una cultura digital adecuada, las personas son capaces de trabajar de una manera más inteligente y ágil, impulsando la productividad y la competitividad. Para poder beneficiarse de esta revolución, la formación, a diferentes niveles es un paso importante. Desde Microsoft tenemos disponible formación gratuita en nuestra plataforma Microsoft Learn para los diferentes grados de especialización, desde nivel usuario a certificaciones técnicas. De hecho, España está liderando con el ejemplo y es el cuarto país de Europa Occidental con más profesionales certificados en tecnologías cloud, por delante de mercados mucho más grandes en lo digital como Noruega, Suecia e Italia”.

Desafíos varios que, sin embargo, como apuntan los expertos, poco a poco se irá solventando porque, de lo que no tienen duda, es de que cloud marcará el mañana también del Sector Público.  

Un futuro cloud 

“Creo que el retraso en la adopción del cloud en el ámbito sanitario va a cambiar en poco tiempo. Posiblemente se producirá un movimiento rápido del sector cuando se implanten las primeras iniciativas a gran escala del ámbito sanitario público. En mi opinión, es algo inevitable y también deseable. Los niveles de certificación de seguridad que los principales proveedores cloud están consiguiendo, unido a la localización progresiva de centros de proceso de datos en el espacio de la UE, e incluso en España, están dejando sin excusas a los detractores”, asegura Juan Luis Cruz, CIO del Hospital 12 de Octubre de Madrid. 

El retraso en la adopción del cloud en el ámbito sanitario va a cambiar en poco tiempo. “Es algo inevitable y también deseable”

En la misma línea se sitúa Andrés Prado, director del Área TIC en UCLM: “Que el 42% de Administraciones Públicas declaren estar avanzando en temas de cloud es un porcentaje muy superior a los que podríamos encontrarnos antes de la pandemia, y no creo que ese crecimiento disminuya. Además, el contexto aporta factores que considero decisivos para la adopción de soluciones cloud en la AA.PP: los principales proveedores están desplegando regiones cloud en territorio nacional, lo que facilitará que administraciones comiencen el movimiento hacia estos entornos. Por último, espero también que Europa pueda ir dando pasos hacia los entornos de soberanía digital, que pasarán inevitablemente por abordar servicios a la ciudadanía diseñados bajo el concepto cloud pero minimizando la dependencia de proveedores ajenos al entorno europeo”. 

Desde el sector precisamente de los proveedores de tecnologías cloud la opinión es la misma. “El consumo de tecnología en formato Cloud es una realidad que se está imponiendo en el mercado, ya que sus características hacen que las organizaciones extraigan muchos beneficios de la misma. Si bien es cierto que en el inicio de dichas tecnologías todo lo copaba la nube pública, existe una tendencia muy importante a consumir estas tecnologías en formato de Cloud híbrida adoptando tanto nube pública como privada, usando cada una de las aproximaciones en base a las necesidades de cada organización. Esto ayuda de forma determinante al impulso de las tecnologías Cloud y por eso es importante que, adicionalmente a la nube pública, existan tecnologías de nube privada como HPE Greenlake que permita consumir tecnología en formato Cloud pero manteniendo los sistemas en las instalaciones del cliente”, recalca David Fernández, Hybrid Cloud Solution Architect de Hewlett Packard Enterprise. 

Una tendencia imparable que marca el futuro de la Administración Pública y que, además, facilita su transformación digital y la mejora de los servicios públicos, en opinión de Natalia Escobedo, directora de Sector Público de Microsoft España: “Para poder atender de forma eficaz las necesidades tecnológicas de una administración pública moderna, es necesario desarrollar soluciones híbridas. Todas ellas compatibles con las condiciones de seguridad y privacidad necesarias que les permita aprovechar al máximo la tecnología. Todo el crecimiento del mercado, hoy y en el futuro, estará en servicios en la nube sin ninguna duda”.

En opinión de Escobedo, “nos encontramos en un entorno de mercado donde la digitalización de las Administraciones Públicas es la única respuesta para garantizar la transformación, el crecimiento y competitividad de nuestra economía y mejorar la vida de las personas. Cuando hablamos de extraer todo el rendimiento al entorno cloud nos encontramos diferentes estadios, que van desde la utilización de las herramientas de colaboración y productividad hasta el desarrollo de soluciones a medida o el uso de Inteligencia Artificial para acelerar y optimizar procesos de negocio. Sin duda, hay un amplio espectro de estadios en el uso de cloud y camino por recorrer. En este sentido, los fondos europeos marcan un interesante estímulo para avanzar más rápido”. 

Comparte este artículo

Deja una respuesta

ByTIC Media

Abrir chat
📨 ¿En qué podemos ayudarte?
ByTIC Media
Hola 👋
Soy Aiala Casaux, responsable comercial de ByTIC
¿En qué puedo ayudarte?