Conectividad, capital humano, uso de internet, integración y accesibilidad de la tecnología digital y servicios públicos digitales. Esos son los indicadores que mide el Índice de la Economía y la Sociedad Digital (DESI) elaborado por la Comisión Europea en 2021 y que otorgaban a nuestro país un notable alto en cuanto a la relación digital de la Administración Pública y los ciudadanos.  

Concretamente, el Informe señala que el 67% de los usuarios de internet españoles participa activamente en los servicios de administración electrónica, en comparación con el 64% de la media de la UE. 

Cierto es que cada vez son más los servicios y procesos que el ciudadano puede realizar digitalmente en su relación con la Administración y así, según este mismo informe, España ocupa el séptimo puesto en la Unión Europea en materia de servicios públicos digitales, obteniendo 80,7 puntos, muy por encima de la media de la UE (68,1).  

Para otorgar esta puntuación, se tienen en cuenta cinco indicadores: Usuarios de la Administración electrónica; formularios precumplimentados; servicios públicos digitales para los ciudadanos; servicios públicos digitales para empresas; y datos abiertos. 

En este sentido, España obtiene 78 puntos en el indicador de formularios pre cumplimentados, que mide la reutilización de la información que se transmite de unas administraciones a otras para facilitar la vida a los ciudadanos.

Esta puntuación supera con creces la media de la UE de 63 puntos, “gracias a que el sistema español no solicita información a ciudadanos y empresas si estos dan su consentimiento para que sea recabada por la propia Administración”, explican desde el propio Ministerio de Asuntos Económicos y Transformación Digital. 

El 67% de los usuarios de internet españoles participa activamente en los servicios de administración electrónica, frente al 64% de la media de la UE

En cuanto a los servicios públicos para la ciudadanía, España obtuvo 82 puntos para los ciudadanos (frente a los 75 puntos de media en la UE) y 94 para las empresas (en comparación con los 84 puntos de media de la UE).  

Unos datos, como vemos, que indican que la senda hacia la Administración Digital por la que camina nuestro país es la correcta. Pero ¿cuál es el grado de accesibilidad de los servicios que ofrece?

Accesibilidad de los servicios públicos

Empadronarnos, renovar la tarjeta de transporte público, pedir cita para tramitar nuestro pasaporte, solicitar una licencia de obra… Son muchos los trámites con la Administración que podemos realizar a través de Internet.  

Sin embargo, ¿esta digitalización de los servicios públicos está siendo lo suficientemente accesible para todos y cada uno de los ciudadanos? La respuesta aquí parece ser que no. 

Y es que, según un informe sobre el proceso de digitalización de las administraciones elaborado por UGT y hecho público en enero de este mismo año, aunque es cierto que el número de servicios y trámites públicos a los que se puede acceder vía online en España no deja de crecer, no lo hace de igual modo la accesibilidad que estos ofrecen.

En demasiadas ocasiones esta digitalización no tiene en cuenta a esa parte de la población que necesita un mayor apoyo para hacer uso de ellos: “Personas mayores, personas residentes en zonas aisladas, o quienes no dispongan de herramientas digitales imprescindibles para resolver sus dudas y dar respuestas a sus demandas”, señalan.  

Los datos parecen confirmarlo. Según UGT, el grado de digitalización del global de nuestras CCAA continúa siendo muy deficitario, con todavía un 35% de las administraciones autonómicas sin un plan de digitalización real y en funcionamiento. 

De hecho, señalan que seis de cada diez sitios web gestionados por las comunidades autónomas no cumplen con los requisitos legales en materia de accesibilidad.  

Un 17% de las autonomías revela no ha digitalizado todavía procesos como la receta electrónica o las ayudas a parados, mientras que hasta un tercio no tiene canales online para trámites ayudas de la Ley de Dependencia o para los libros escolares. “Incluso la denominada Carpeta Ciudadana, un servicio – teóricamente- de máxima utilidad, no está disponible en el 22% de las CCAA y, cuando lo está, no gestiona trámites tan básicos como servicios sanitarios o sanciones.  

¿De qué sirve un portal web o una app si trámites digitales básicos ni siquiera están disponibles?, se preguntan desde UGT al analizar la accesibilidad de la Administración digital.

Desigualdad entre las administraciones

El informe también analiza la digitalización de la Administración Local (diputaciones, cabildos, consejos y municipios) y los datos no son mejores. Según el estudio, un 70% de las Administraciones Locales no disponen de planes para reducir esta nueva lacra social en su ámbito de actuación. La accesibilidad también sufre las consecuencias de esta desidia digital: únicamente el 8,62% de los portales web cumplen con la ley. 

Por todo ello, desde UGT se señala imprescindible que los servicios públicos digitales sean siempre una opción para aquellos que los prefieren y no una obligación que acreciente la división digital. “Si los servicios públicos se entregan de forma digital “por defecto”, tendrá que haber también opciones no digitales”, afirman. 

Además, es necesario avanzar en la digitalización ofreciendo nuevos servicios personalizados, generando valor público y evitando brechas digitales por cualquier razón (geográficas, formativas, poder adquisitivo, edad, etc.). 

Sin duda, la digitalización es una de las grandes apuestas (y necesidades) del Gobierno español y así lo demuestran planes como el Plan de Digitalización de las Administraciones públicas. Hacer que esa digitalización realmente sea “universal” y con accesibilidad para todos, una asignatura en la que, a la vista del informe de UGT, aún queda mucho trabajo por hacer.   

Comparte este artículo

Deja una respuesta

ByTIC Media

Abrir chat
📨 ¿En qué podemos ayudarte?
ByTIC Media
Hola 👋
Soy Aiala Casaux, responsable comercial de ByTIC
¿En qué puedo ayudarte?