Sergio Sáez, vicepresidente del área Cloud de Oracle para España y Portugal

Cloud no es solo cuestión de ubicación geográfica; se necesita mejorar el modelo de consumo, despliegue y operación adaptado a cada cliente”

Considera que el sector público está en el camino correcto en lo que al cloud se refiere. Desde Oracle, asegura, pueden ayudarle gracias, entre otras soluciones, a la cloud de segunda generación Oracle Distributed Cloud, que permite acercar los servicios cloud allí donde los necesite el cliente, acoplándolos con sus aplicaciones y modelos operativos existentes así como facilitando la adopción de entornos híbridos y multicloud.

Además, asegura que su modelo comercial responde de forma sencilla a los requisitos de contratación de la Administración Pública, no siempre adecuados para el modelo cloud.

Hablamos con Sergio Sáez, vicepresidente y director del negocio Cloud de Oracle para España y Portugal que nos adelanta la apertura, en breve, en Europa de la nueva región soberana de la compañía, que cumplirá con la regulación europea en materia de soberanía de los datos y tendrá una de sus localizaciones en España.

Estrategia multicloud

-Sin duda España se está convirtiendo en el “paraíso” de los centros de datos y, con ello, en el lugar elegido por compañías como Oracle para instalar sus “regiones cloud”. ¿Qué diferencia la propuesta de Oracle de otras como la de Google o AWS?

Las innovaciones que diferencian a Oracle Cloud Infrastructure (OCI) y a nuestras Regiones Cloud de la oferta de nuestros competidores son múltiples. Entre ellas, la principal característica a destacar es que los servicios cloud de Oracle pueden ser consumidos por el cliente allí donde los necesite. Ofrecemos distintas modalidades de despliegue (Oracle Distributed Cloud) para que nuestros clientes utilicen aquella modalidad que se adapte mejor a sus necesidades, desde las regiones públicas comerciales, como la recientemente inaugurada en Madrid, a regiones dedicadas a clientes o conjuntos de clientes específicos. En estas ubicaciones desplegamos los mismos servicios cloud disponibles en nuestras regiones públicas, si bien en los data centers que determinen nuestros clientes. Hemos desplegado regiones específicas para gobiernos y, en breve, llegará a Europa nuestra nueva región soberana, que cumplirá con la regulación europea en materia de soberanía de los datos y con una de sus localizaciones en España.

Otro elemento clave que diferencia nuestra propuesta es que facilitamos el uso de servicios cloud de terceros, lo cual supone una clara estrategia multicloud que favorece la interoperabilidad de servicios entre diferentes proveedores. En este sentido, hemos anunciado acuerdos con distintos proveedores, entre los que destacan Azure, VMware o NVIDIA. Se está trabajando activamente en esta línea para ir ampliando este tipo de acuerdos, en base a las demandas de nuestros clientes.

La nube de Oracle, además, es una infraestructura cloud de segunda generación, basada en tecnologías autónomas, que permiten los máximos niveles de eficacia operativa y seguridad para la ejecución de cualquier tipo de carga; tanto las cargas cloud nativas como aquellas que soportan las aplicaciones más demandantes de nuestros clientes. 

Según IDC, el 60% de las cargas de trabajo de las compañías y Administraciones Públicas aún están on premise. ¿Está de acuerdo? ¿Qué evolución cree que vamos a ver en la adopción de la nube en España en los próximos años?

Sí, estos datos son correctos. Pero, además, cuando hablamos de cargas de misión crítica este porcentaje se eleva hasta el 80%, lo que muestra que hoy por hoy existe una oportunidad de negocio enorme para la migración de estas cargas de trabajo a la nube, tanto en el sector público como en el privado. 

Las compañías han adoptado durante los últimos años mayoritariamente los servicios cloud para nuevas cargas de trabajo y aplicaciones, reportando innegables beneficios. Si bien las aplicaciones más críticas por temas regulatorios (residencia de los datos, soberanía, seguridad, etc.), técnicos (latencias, acoplamiento de aplicaciones, operación, etc.) y económicos (costes elevados de manteniendo y de migración al cloud) continúan aún en entornos on premise.

Para facilitar la migración, hemos diseñado una cloud de segunda generación con distintas opciones de despliegue, Oracle Distributed Cloud, que permite a nuestros clientes acercar los servicios cloud donde los necesite, acoplándolos con sus aplicaciones y modelos operativos existentes así como facilitando la adopción de entornos híbridos y multicloud.

«Oracle Distributed Cloud, que permite a nuestros clientes acercar los servicios cloud donde los necesite, acoplándolos con sus aplicaciones y modelos operativos existentes»

En muchas situaciones no es factible llevarse las cargas a una región pública. Durante estos últimos años se ha demostrado que el cloud no es solo cuestión de ubicación geográfica; se necesita mejorar el modelo de consumo, despliegue y operación adaptado a cada cliente. Y esto es precisamente lo que nos está diferenciando del resto de nuestros competidores y se está reconociendo fuertemente por parte del mercado.

La evolución para los próximos años en Espana ya ha empezado de la mano de Oracle Cloud Infraestructure (OCI). Estamos trabajando con los principales clientes de nuestro país, ayudándoles a mover sus aplicaciones más demandantes a estas nuevas arquitecturas, donde obtienen las ventajas del mundo cloud bajo los parámetros de operación, costes y seguridad que tienen sus sistemas actuales.

La AA.PP. va dando pasos en ese sentido poco a poco. ¿Qué grado de adopción ve por parte de los organismos públicos? ¿Es el modelo híbrido la fórmula perfecta para el sector público? 

Aunque la adopción del Cloud por parte del sector público arrancó a un ritmo más lento que en el sector privado, en los últimos años está avanzando a marchas forzadas. 

Según Adjudicaciones TIC, en 2021 la inversión de las Administraciones Públicas destinada a servicios cloud superó los 325 millones de euros, un 45,5% por ciento más que en 2020. 

En abril de 2021, IDC Research España confirmaba que el 40% del sector público ya se estaba moviendo en un entorno de nube híbrida frente al 90% de la empresa privada. Y en 2022, según el Enterprise Cloud Index de Nutanix, el sector público encabezaba el modelo multicloud, con un nivel de adopción superior a la media del resto de sectores.

En cuanto al modelo híbrido, es una muy buena solución para las Administraciones Públicas, si bien como comentábamos anteriormente es necesario algo más. Por la criticidad y dispersión de los servicios prestados así como por las grandes inversiones que han hecho hasta el momento y los estrictos requisitos regulatorios y de seguridad, la adopción de los entornos distribuidos, híbridos y multicloud es de especial relevancia para los procesos de transformación digital y adopción del cloud en sector público.

-¿Cómo y con qué propuesta diferencial puede ayudar Oracle a la Administración Pública en ese camino hacia la nube?

Desde Oracle venimos trabajando desde hace más de 30 años con los principales organismos públicos de España, a todos los niveles: administración central, comunidades autónomas, organismos locales, etc. Este papel preponderante en el sector público, unido a las características diferenciales de nuestra propuesta cloud, hacen que seamos uno de los principales actores que van a facilitar la adopción del cloud a los organismos públicos con los máximos niveles de garantía y seguridad.

En concreto para el sector público hay tres elementos clave en la propuesta de Oracle. El primero es que, además de la región publica comercial que inauguramos en septiembre en Madrid, vamos a poner en marcha una infraestructura de nube soberana en Europa, una de cuyas localizaciones estará ubicada en España. Se trata de una nube que complementa la oferta de cloud pública de OCI, específica para sectores regulados con normativas muy estrictas en cuanto a la soberanía de los datos, como es el sector público. En la nueva infraestructura soberana de Oracle, las Administraciones Públicas españolas encontrarán el mismo portfolio de servicios que ya está disponible en nuestra nube pública, con los mismos precios y programas orientados a ayudar a nuestros clientes en su migración a la nube.

El segundo elemento diferencial es nuestra estrategia de cloud distribuido que nos permite desplegar nuestros servicios cloud en los centros de datos de nuestros clientes, siendo posible abrir regiones dedicadas para determinados organismos o incluso crear regiones específicas con los requisitos regulatorios, comerciales y de operación que se adapten por ejemplo a las exigencias del Gobierno de España, gobiernos autonómicos o ámbitos específicos de sectores como Salud, Interior o Defensa. Ya hemos desplegado este tipo de acciones con gran éxito en países de nuestro entorno .

Llevar los servidos allí donde se necesitan permite cumplir con los requisitos regulatorios, técnicos y económicos que hacen viable la adopción del cloud de una manera más amplia. Los procesos de transformación son largos y requieren de modelos económicos que garanticen el aprovechamiento de las inversiones realizadas hasta la fecha, al tiempo que se garantiza la continuidad de los servicios y se obtienen las ventajas de los modelos cloud en términos de flexibilidad y time to market que brindan estos nuevos paradigmas.

El tercer y último punto clave son las estrategias multicloud. Es nuestra responsabilidad facilitar las arquitecturas hibridas no solo con entornos tradicionales si no también con aquellos servicios cloud que las Administraciones Públicas decidan adoptar, en un ejercicio de transparencia y optimizacion de los recursos públicos. Son los clientes los que demandan servicios especializados que puedan convivir de manera sencilla entre diferentes proveedores.

Para finalizar este apartado, comentar también un elemento importante para el sector público y que es la simplicidad y sencillez de los modelos comerciales del cloud de Oracle. Bajo un mismo modelo contractual, basado en Créditos Universales, es posible utilizar todos los servicios cloud de la compañía en cualquier tipología de despliegue seleccionada. A los mismos costes y sin modelos de sobre-suscripción ni reservas de capacidad. Adicionalmente, se pueden aprovechar los contratos existentes con Oracle en las distintas Administraciones Públicas para conseguir las mejores condiciones comerciales y realizar los procesos de transición de una manera ordenada.

Más eficiencia y escalabilidad

 -¿Qué ventajas cree que cloud ofrece a los organismos públicos en particular?

Entre las principales ventajas de la nube para los organismos públicos destacan la innovación, la potencia y la flexibilidad de crecer y de escalar según las necesidades concretas de cada organización y de su proceso de transformación, de una manera más eficiente y sostenible.

Las arquitecturas cloud permiten ser más eficientes en el uso de los recursos, facilitan la adopción de infraestructuras más eficaces que permiten aprovechar economías de escala y que presentan servíos estandarizados que aceleran los tiempos de entrega y fomentan la innovación.

Asimismo, los grandes centros de proceso en la nube son más eficientes y sostenibles. Las economías de escala y los altos niveles de automatización permiten un uso más racional de los recursos públicos a la vez que mejoran los niveles de servicio a los ciudadanos, adaptándose de una manera rápida a distintas necesidades y escenarios. Según vimos durante la pandemia, determinados servicios que de forma coyuntural crecen exponencialmente son imposibles de gestionar en los entornos tradicionales, de manera que el cloud aumenta la resiliencia de los sistemas en su conjunto.

Otra de las ventajas fundamentales del cloud es que, una vez se avance en los sistemas específicos de contratación pública, van a facilitar y acelerar los procesos administrativos de contratación de distintos servicios bajo modelos más eficientes y optimizados.

En este escenario en particular, como he comentado, en concreto el modelo comercial del cloud de Oracle permite, bajo un contrato universal, utilizar cualquier tipo de servicio cloud en cualquiera de sus formas de despliegue, siendo posible utilizar y aprovechar los contratos existentes de Oracle en los nuevos modelos durante el periodo de tiempo que fuera necesario.

-Y, la cara B, ¿cuáles son los principales obstáculos para que realmente el sector público pueda abrazar el cloud compunting?

Entre los principales factores que ralentizan la adopción de la nube por parte de los organismos públicos resultan especialmente importantes los estrictos requisitos regulatorios y de seguridad así como los factores técnicos y económicos.

La tipología y naturaleza de los servicios que prestan las Administraciones Públicas hacen que los criterios regulatorios en cuanto a soberanía, residencia, seguridad de la información sean críticos y dificulten la adopción de la nube. Estamos avanzando mucho en la colaboración con la Administración para garantizar el cumplimiento de los requisitos regulatorios. Este es uno de los motivos por lo que vamos a lanzar una región soberana en Europa con una de sus localizaciones físicas en España. En cualquier caso, los procesos deben ser muy rigurosos y eso conlleva que la velocidad de adopción se vea ralentizada.

Desde el punto de vista técnico y económico, los organismos públicos han realizada cuantiosas inversiones en sistemas de información tradicionales, donde muchas veces encontramos sistemas muy diversos con diferentes grados de madurez y obsolescencia. Este hecho dificulta las estrategias de lift and shift y obliga a complejos procesos de reingeniería de aplicaciones y arquitecturas. Estas estrategias se llevan a cabo en entornos de cloud nativo con las ventajas que ello conlleva, si bien son muy lentas y costosas y tienen que convivir con los entornos existentes. Muchas veces, por temas de latencia, obsolescencia o acoplamiento estos proyectos terminan siendo inviables.

Finalmente, las modalidades de contratación con proveedores a las que se deben atener estos organismos públicos todavía no están totalmente adaptadas a los modelos del cloud computing, y aunque estamos viendo avances importantes esto ha sido uno de los obstáculos tradicionales en la adopción.

«Las modalidades de contratación con proveedores a las que se deben atener estos organismos públicos todavía no están totalmente adaptadas a los modelos del cloud computing»

-Oracle ha presentado hace unos días los resultados de su segundo trimestre, un periodo durante el cual alcanzó ingresos por valor de 12 300 millones de dólares. ¿Qué peso tiene la nube en estos resultados? No sé si puede decirnos cómo sería ese dato en España….

Los ingresos de nuestro negocio cloud, para el Q2 de nuestro año fiscal 2023, han sido de 3.800 millones de dólares, un 43% más que en el período anterior (estos ingresos comprenden OCI y SaaS). Si desgranamos los datos, OCI ha representado 1.000 millones de dólares (un 53% más); los ingresos por aplicaciones en la nube (SaaS) representan 2.800 millones de dólares (un 40% más) y los ingresos de Fusion ERP en la nube (SaaS), 600 millones de dólares, un 23% más. Todos estos datos muestran un sólido crecimiento de nuestro negocio cloud. Por política de empresa, no podemos facilitar datos para el mercado español.

La AA.PP. se encuentra inmersa en un proceso de digitalización en el que los Fondos Europeos se presentan como una palanca esencial. ¿Cómo cree que va a impactar esta inyección económica en la transformación del sector público español y qué papel quiere jugar Oracle esa transformación de la Administración Pública?   

Los Fondos Europeos van a ser absolutamente esenciales para que las Administraciones Públicas españolas avancen en su proceso de transformación digital. Aunque en un primer momento su estructuración arrancó a un ritmo más lento del deseado, hemos visto con satisfacción cómo con el tiempo este ritmo se ha acelerado. 

Como uno de los proveedores de TI líderes en el ámbito nacional e internacional, Oracle ya está desempeñando un papel muy importante en esta transformación con su participación en varios PERTE. 

También es importante destacar que la colaboración público – privada será clave para que estos fondos realmente lleguen a todos los niveles de la Administración y se conviertan en valor para los organismos y para la ciudadanía.

-Y ya desde el lado más concreto del negocio de Oracle, ¿qué le piden a la AAPP para poder seguir siendo la compañía que son en nuestro país? ¿Qué demandas tienen o qué mejoras podría realizar el Ejecutivo para ayudarles a seguir invirtiendo y apostando por España?   

Lo principal es que las Administraciones Públicas sigan siendo valientes a la hora de innovar y de transformarse digitalmente con la ayuda del cloud. Los avances alcanzados en los últimos años han sido muy positivos y hay que seguir en la misma dirección, apostando por los modelos distribuidos, híbridos y multicloud cuya validez ha sido ya demostrada, tanto en el sector público como en el privado. Por tanto, animamos a nuestros clientes del ámbito de la Administración a seguir con su evolución y a aprovechar todo el potencial de la nube de Oracle, especialmente diseñada para su tipología de cargas de trabajo y para cumplir con sus requerimientos de soberanía, seguridad y sostenibilidad.

Una demanda constante tanto de las Administraciones como del ecosistema de proveedores es la simplificación de los modelos de contratación, que muchas veces lastran o retrasan la adopción de este tipo de soluciones como ya he comentado. Durante los últimos meses se ha venido trabajando activamente en estos modelos en diferentes ámbitos y desde Oracle animamos a la Administración a seguir adelante con esos avances y a acelerarlos al máximo. Va a permitirnos, sin duda, ser más competitivos dentro del mercado global, como país y como sociedad.

Ya puedes descargar totalmente gratis el Nº8 de nuestra revista

portada

Suscríbete a nuestra Newsletter

ByTIC Media