Que 2022 va a ser un año decisivo en la transformación digital del sector público parece innegable a la vista de los análisis de las principales consultoras. Así, por ejemplo, Adjudicaciones TIC señala cómo, para este año, se prevé un incremento de dicha inversión por parte de la Administración Pública del un 4,58 % frente a 2021, alcanzando los 2.085 millones de euros, una cifra que llegará a los 3.282 millones de euros si incluimos los mecanismos de recuperación y resiliencia.

Por su parte, IDC, aunque menor, también señala un incremento del 1,1% en el gasto TI que realizará el sector público español respecto al pasado año.

Una previsiones que, si se escalan a nivel mundial, según la consultora Gartner se elevarán a 557.300 millones de dólares en 2022, lo que supone un aumento del 6,5% respecto a 2021.

Y es que tras la pandemia y la aceleración que ha supuesto de la transformación digital, como señala Arthur Mickoleit, director de investigación de Gartner, “los CIOs del gobierno y del sector público ahora necesitan mantener ese impulso”.

“Los CIOs de la Administración Pública ahora necesitan mantener el impulso acelerador que ha supuesto la pandemia en su digitalización”

Pero, ¿cuáles son las principales tendencias tecnológicas a las que irá destinada esta inversión? En ese sentido, desde Gartner identifican algunas de las principales tendencias tecnológicas que debería guiar a la Administración Pública en apuesta por la innovación.

Así, por ejemplo, desde la consultora señalan la ciberseguridad como uno de los principales desafíos y, concretamente, apunta la necesidad de abordar la seguridad de los servicios públicos de una forma continua, adaptándola a los cambios que se producen a largo plazo.

De acuerdo con Gartner, el 75% de los CIOs del Gobierno serán directamente responsables de la seguridad fuera de las TI, incluyendo los entornos tecnológicos operativos y de misión crítica para el año 2025.

Por ello, es necesario considerar el elemento humano como el principal foco de la estrategia, estableciendo programas continuos de concienciación y formación de los empleados.

Otra de las tendencias identificada por la firma es el “Todo como servicio” o XaaS. Así, señalan que, en los próximos 3 años, el 95% de las nuevas inversiones en TI realizadas por los organismos públicos se harán en soluciones XaaS. Este modelo incluye tanto los servicios de infraestructura y software así como los de suscripción que se suministran en la nube.

Modernización de sistemas

La modernización de los sistemas heredados, la hiperautomatización (en la que las previsiones de la consultora son que el 75% de las administraciones públicas tendrán al menos tres iniciativas de hiperautomatización en los próximos tres años) o el uso de la Inteligencia Artificial y el análisis de datos, son algunas otras de las grandes tendencias tecnológicas indicadas por Gartner para el sector público.

Muchas de estas áreas son las que también identifica otra de las principales firmas de análisis, IDC.

Según sus datos, el 90% de las organizaciones públicas consultadas reconoce la necesidad de abordar un proceso de transformación en la prestación de servicios públicos eficientes en un contexto de transformación digital acelerada; disponer de modelos de operaciones confiables que garanticen la seguridad y privacidad del dato; consolidar un puesto de trabajo digital para el empleado público, como motor de transformación de los nuevos modelos operativos; y generar ecosistemas inclusivos que garanticen la participación ciudadana de manera remota en el proceso de toma de decisiones.

Es necesario consolidar un puesto de trabajo digital para el empleado público, como motor de transformación de los nuevos modelos operativos

Por todo ello, desde IDC se señala como uno de los ámbitos tecnológicos donde se concentrará la inversión económica de la AA.PP. todo lo relacionado con cloud computing y modernización.

De acuerdo con su análisis “la migración de cargas de trabajo a arquitecturas en la nube, la automatización de procesos inteligentes gracias a la aplicación de tecnología y la manera de afrontar estos proyectos de una manera ágil y segura son prioridades de inversión del sector público en la actualidad. Resolver aspectos vinculados a la contratación y soberanía del dato son claves para una transición segura a la nube”.

La digitalización de los servicios públicos

La automatización y experiencia ciudadana, a través de canales digitales es otro de los retos a los que el sector público se enfrenta, en su opinión, en este proceso de digitalización.

En ese sentido, será esencial “evaluar la eficiencia de los procesos internos y buscar las áreas que podrían beneficiarse de una mayor digitalización o analizar opciones para agilizar procesos de bajo rendimiento sin afectar a la prestación de servicios a los ciudadanos, son prioridades a abordar en el corto plazo”.

Para IDC, la ciberseguridad también será otro de los principales ejes de innovación tecnológica al igual que el llamado “Smart work” o cómo implantar tecnologías que permitan la extensión del teletrabajo entre los empleados públicos.

Factores como la regulación, la cultura organizacional, disponer de tecnología obsoleta y dificultad para actualizar las herramientas o disponer de procesos complejos para realizar el teletrabajo aparecen como los principales retos a la hora de abordar la consolidación de políticas de smart work en la Administración pública y, además, “un desafío para 2022 en el que los proveedores de tecnología juegan un papel esencial como facilitadores”.

Comparte este artículo

Deja una respuesta

ByTIC Media

Abrir chat
📨 ¿En qué podemos ayudarte?
ByTIC Media
Hola 👋
Soy Aiala Casaux, responsable comercial de ByTIC
¿En qué puedo ayudarte?