Agilidad, eficiencia o información de valor para la toma de decisiones son solo algunas de las ventajas que aplicar la Inteligencia Artificial al día a día de los organismos públicos puede aportar. Beneficios que, sin duda, redundan también en un mejor servicio al ciudadano.

Pero ¿están preparadas las Administraciones Públicas para adoptar tecnologías como la automatización y la Inteligencia Artificial? ¿Qué pasos previos hay que dar todavía para su aplicación? ¿Cómo extraer el principal valor que ofrece a la hora de gestionar y analizar los datos que tienen los organismos públicos y cuyo volumen no deja de crecer ?

Sistemas heredados, silos de información, necesidad de cooperación, estrategia y ética son solo algunos de los retos que surgían en el encuentro organizado por ByTIC con la colaboración de expert.ai y la participación de José Andrés Jiménez, Jefe del Departamento de Asesoramiento Técnico TIC en el Congreso de los Diputados; Conchi Garcia, consultora de Sistemas de Información en Madrid Digital; David Navamuel González, de la Secretaría General de Administración Digital; Diego Hernández Gallardo, director de Ceres, Dirección de Servicios Digitales e Innovación de la Fábrica Nacional de Moneda y Timbre; Ildefonso Vera director de Innovación, Procesos y Transformación Digital en ISDEFE; y Fernando de Pablo, director General de la Oficina Digital en Ayuntamiento de Madrid.

Tendencia al alza en los proyectos de Inteligencia Artificial en la AA.PP.

Carlos Canitrot, director de Consultoría de Adjudicaciones TIC.

Para arrancar el evento, Carlos Canitrot, director de Consultoría de Adjudicaciones TIC, ofrecía una completa fotografía de cómo la Administración Pública española está apostando por la Inteligencia Artificial a la que definió como la “capacidad de razonar sobre el conocimiento”.

Como explicó Canitrot, en un momento en el que cada vez son el volumen de datos que manejan las AA.PP. es cada vez mayor pero también los sistemas de cómputo y su potencia, la Inteligencia Artificial se presenta como una tecnología con enormes posibilidades a la hora de mejorar el día a día del Sector Público.

Así lo demuestra el hecho de que la inversión de la Administración en TIC alcanzase los 1.452 millones de euros, en abril de 2022, un 18% más que en el mismo periodo de 2021. De esta inversión, en Inteligencia Artificial hay adjudicados proyectos por un valor de 5 millones de euros y licitaciones por un importe de 42 millones.

Cifras que se materializan en proyectos como el del Servicio Público de Empleo de Galicia, con el foco en tecnologías como la Inteligencia Artificial y el Machine Learning, o el de la Secretaría General de la Consejería de Hacienda y Administraciones Pública de la Junta de Castilla-La Mancha, entre otros.

Precisamente fue Elisa Martínez Frade, VP Sales Iberia & Latam at expert.ai quien quiso iniciar el diálogo explicando uno de los principales casos de uso de la Inteligencia Artificial: el procesamiento del lenguaje natural que permite transformar el lenguaje en datos y, con esta información, mejorar las aplicaciones o los procesos de negocio.

Elisa Martínez Frade, VP Sales Iberia & Latam at expert.ai.

“Para ello, desde expert.ai ofrecemos un modelo híbrido que combina técnicas de aprendizaje automático (ML) e Inteligencia Artificial aplicada a la gestión del conocimiento para ayudar a entender el contexto, el significado y las relaciones lingüísticas”, explicaba.

Del documento al dato

Una aplicación que permitiría dar el salto de una Administración orientada al documento, “en la que aún hay proyectos de digitalización de documentos” a una Administración inteligente y basada en el dato”, añadía la portavoz de expert.ai al tiempo que apuntaba cómo “el lenguaje utilizado por la Administración es complejo y es necesario procesarlo, hacerlo entendible para convertirlo en datos que, realmente, mejoren los procesos de los organismos públicos y con ello mejoren el servicio al ciudadano”.

Precisamente esa dificultad para procesar determinados documentos era la señalada por José Andrés Jiménez, Jefe del Departamento de Asesoramiento Técnico TIC en el Congreso de los Diputados como uno de los grandes retos a la hora de aplicar la Inteligencia Artificial al día a día de su organismo y, como consecuencia, al de otros muchos.

José Andrés Jiménez, del Departamento de Asesoramiento Técnico TIC en el Congreso de los Diputados.

“Lo que tiene la Administración parlamentaria es que los datos que manejamos no tienen que ver con el ciudadano sino que son relacionados con nuestra actividad interna. Y son, mayoritariamente, datos de lenguaje natural”.

De ahí que José Andrés Jiménez corroborase la importancia de tecnologías que permitan convertir esos documentos en datos. “Por ejemplo, estamos trabajando en un proyecto europeo muy importante sobre derecho comparado en el que, la principal barrera es el idioma por lo que estamos inmersos en la traducción de todas estas normas jurídicas, mediante sistemas entrenados en este tipo de lenguaje que nos permitan avanzar “.

Un caso de uso de la Inteligencia Artificial que Diego Hernández Gallardo, director de Ceres, de la Dirección de Servicios Digitales e Innovación de la Fábrica Nacional de Moneda y Timbre reconocía que mejoraría sin duda el día a día de la Administración así como el de su organismo, pero para los que, previamente, debe solventarse uno de los grandes obstáculos que aún existe: la unidad de todos los datos entre las distintas AA.PP.

Diego Hernández Gallardo, director de Ceres, de la Fábrica Nacional de Moneda y Timbre.

“Cuando un ciudadano, por ejemplo, presenta una determinada documentación en un organismo público y, más tarde, tiene que realizar un nuevo proceso con otro organismo, se encuentra, generalmente, con que tiene que volver a presentar la misma documentación. El paso inicial es lograr una coordinación, una unidad de criterio entre las diferentes administraciones; es necesario de cara a la propia Administración y, sobre todo, a mejorar el servicio al ciudadano”, apuntaba.

La Gobernanza del dato, imprescindible

Algo en lo que coincidía Conchi Garcia, consultora de Sistemas de Información en Madrid Digital para la que la Administración necesita ofrecer a la ciudadanía unos servicios “más accesibles, inteligentes, proactivos, personalizados… Pero también necesita hacer más sencillo el trabajo del día a día de los empleados públicos que prestan esos servicios y es cierto que, en ambos desafíos, la Inteligencia Artificial puede resultar de gran valor”.

Conchi Garcia, consultora de Sistemas de Información en Madrid Digital.

Un reto en el que, también desde Madrid Digital, se señalaban retos como la enorme cantidad de información que debe gestionar el organismo, con “datos heterogéneos que provienen de cientos de aplicativos; datos estructurados y no estructurados; sistemas que no son interoperables… Y no es un problema técnico; es un tema de estrategia, un modelo de gobernanza. Es una moneda con dos caras, una operativa y otra organizativa, que demanda de un liderazgo centralizado”, añadía.

Estrategia que también defendía como esencia Ildefonso Vera, director de Innovación, Procesos y Transformación Digital en ISDEFE que apuntaba cómo “se ha avanzado bastante en la necesidad de securizar la información pero sigue faltando una estrategia del dato, de gobernanza que además contemple todo el ciclo de vida del dato”. Estrategia que, en su opinión debe además, por parte de la Administración Pública, garantizar al ciudadano que los datos que éste le cede van a utilizarse para determinados fines y ofrecerle la completa seguridad de que esto va a ser así y de que esos datos están a buen recaudo”.

Desafíos a los que Vera sumó la falta de talento, de perfiles TIC y especialistas en Inteligencia Artificial que, además, en el Sector Público, se acrecienta debido a las dificultades para su atracción, como puede ser el tope salarial que tenemos y que hace que se produzca una importante fuga de talento desde organismos públicos a empresas privadas”.

Ildefonso Vera director de Innovación, Procesos y Transformación Digital en ISDEFE.

Datos veraces

Por su parte, David Navamuel González, de la Secretaría General de Administración Digital quiso remarcar la importancia de los datos en el día a día de la Administración Pública, incluso para la planificación de políticas públicas, para su conceptualización, ejecución y evaluación posterior.

“Se han dado pasos muy importantes en esa necesidad de coordinación y cooperación, como es el Esquema Nacional de Interoperabilidad o la Oficina del Dato y es cierto que todos los organismos públicos estamos muy preocupados, actualmente, por ejemplo, por garantizar la seguridad de los datos. Sin embargo, en mi opinión, lo que realmente es importante y debe ser el punto central de la toma de decisiones de la Administración en este sentido es que esos datos sean veraces, sean irreprochables”.

La veracidad de los datos como elemento imprescindible para el avance en tecnologías de automatización o Inteligencia Artificial a la que Fernando de Pablo, director General de la Oficina Digital en Ayuntamiento de Madrid se refería como “la siguiente frontera para proporcionar mejores servicios al ciudadano, inteligentes, con más automatización y con mejores datos” pero también con la ética como pilar básico.

David Navamuel González, de la Secretaría General de Administración Digital.

La ética, pilar de la Inteligencia Artificial

Así, Fernando de Pablo señalaba la importancia de introducir criterios éticos desde el diseño mismo de cualquier tecnología o aplicación de la misma. “El objetivo ya se ha comentado, es lograr un Administración inteligente, basada en datos y que, así, puede ofrecer mejores servicios al ciudadano pero, claro, tiene que haber un equilibrio entre la personalización y la protección de datos”

Así para De Pablo que se mostró optimista en la evolución de la Inteligencia Artificial, además de una estrategia común de gobernanza del dato, es básico ser conscientes de los riesgos éticos en la aplicación de esta y cualquier tecnología. “No todo lo que la tecnología permite, se debe o puede hacer y la AA.PP. tiene que ser la mayor garante de estos límites”.

Fernando de Pablo, director General de la Oficina Digital en Ayuntamiento de Madrid.

Un evento en el que, sin duda, todos los participantes coincidieron en el gran potencial que la Inteligencia Artificial tiene para ayudar a la Administración Pública a caminar hacia la administración inteligente que necesitamos.

El cada día mayor volumen de datos que los organismos públicos deben gestionar unido a las cada días más potentes capacidades de computación que ofrece la tecnología, hacen de la IA un poderoso aliado tanto para optimizar los procesos internos de la AA.PP. como para ofrecer mejores servicios al ciudadano.

Eso sí, la gobernanza, la interoperabilidad, una firme estrategia, la atracción de talento y, cómo no, la ética marcarán que ese camino sea factible.

Comparte este artículo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ya puedes descargar totalmente gratis el Nº5 de nuestra revista

portada

ByTIC Media

Abrir chat
📨 ¿En qué podemos ayudarte?
ByTIC Media
Hola 👋
Soy Aiala Casaux, responsable comercial de ByTIC
¿En qué puedo ayudarte?