Raúl Jiménez, gerente de la Agencia Digital de Andalucía

“La innovación y la tecnología cobran sentido cuando se pone al ciudadano en el centro de los proyectos”

Está al frente de la Agencia Digital de Andalucía (ADA) que, como él mismo explica, “nace para facilitar la vida de los andaluces y de los propios empleados públicos a través de la tecnología”.

Analizamos con Raúl Jiménez, gerente de la ADA, la importancia de que en el proceso de transformación digital en el que nos encontramos inmersos, nadie se quede atrás.

Un reto para el que, entre otras acciones, la Agencia ya ha puesto en marcha la plataforma Andalucía Vuela y el Plan de Capacitación de Andalucía que, con una inversión de más de 170 millones de euros, ofrecen formación “para que la capacitación y las habilidades digitales lleguen a toda la ciudadanía”.

Sabe que uno de los principales desafíos que tiene la AAPP para liderar este proceso de digitalización es la atracción de talento TI, algo en lo que no puede competir con el sector público a nivel de salarios. Por ello, afirma Raúl Jiménez, la Administración solo puede competir” ofreciendo proyectos interesantes que despierten la vocación de servicio público entre los candidatos”.

¿Qué es exactamente la Agencia Digital de Andalucía? ¿Qué cometido tiene?  

La Agencia Digital de Andalucía (ADA) nace para facilitar la vida de los andaluces y de los propios empleados públicos a través de la tecnología. El mundo está inmerso en un cambio de paradigma, acentuado por las circunstancias de la pandemia, en el que la transformación digital se ha convertido en una necesidad. Desde la Junta de Andalucía hay un compromiso real con este cambio y la Agencia Digital de Andalucía es uno de los vértices para construir la Andalucía del futuro. Trabajamos por tanto para la digitalización no solo de la Administración Pública sino de todos los andaluces.   

La Carpeta Ciudadana

-Ustedes han puesto en marcha numerosos servicios digitales para el ciudadano como la ventanilla electrónica o la carpeta ciudadana. ¿Cómo están funcionando?  

Como decíamos anteriormente uno de nuestros objetivos es facilitar la vida al ciudadano, simplificar los trámites y que puedan acceder a su información de una manera sencilla. La carpeta ciudadana es un espacio único en el que el usuario encuentra toda la información relativa a procesos, citas, expedientes o certificados. Es accesible desde el ordenador o a través de aplicación móvil y en su lanzamiento en 2019 fue una iniciativa pionera en España. La ciudadanía ha visto su utilidad y, desde su puesta en marcha, más de 1.000.000 usuarios han accedido a ella.

En cuanto a la ventanilla electrónica, responde a nuestro objetivo de ofrecer unos servicios públicos 100% digitales, con una especial atención a la protección y seguridad de los datos y la identidad digital. Tanto carpeta ciudadana como la ventanilla electrónica están en continua evolución para permitir  realizar los trámites con la Administración desde cualquier sitio, en cualquier momento, de una manera cada vez más ágil y sostenible. 

Otro de los ejes de la actividad de la Agencia es la iniciativa de datos abiertos. ¿En qué consiste? ¿Cómo se está desarrollando y qué valor tiene para usted esta política de datos abiertos y transparencia? 

La iniciativa de datos abiertos, además de contribuir a la transparencia como elemento clave del gobierno favorece el crecimiento económico al dar acceso a empresas y ‘startups’ a datos que sirvan para crear nuevos productos y servicios innovadores.

En este momento tenemos catalogados más de 700 conjuntos de datos que favorecen también la eficiencia de la Administración y motivan a los andaluces a tomar parte en la actividad pública, reduciendo la distancia entre la ciudadanía y la Administración Pública. Es un objetivo de la ADA incrementar el número de conjuntos de datos que ofrecemos a lo largo de los próximos años. En la era del conocimiento, el acceso libre a los datos ayuda a la construcción de un proyecto de futuro inclusivo, digital e innovador para Andalucía.  

“En la era del conocimiento, el acceso libre a los datos ayuda a la construcción de un proyecto de futuro inclusivo, digital e innovador para Andalucía”

La transformación digital de la AAPP es una oportunidad pero también una obligación podríamos decir; desgraciadamente, todos sabemos que sigue habiendo colectivos a los que esa digitalización no está llegando: mayores, personas en riesgo de exclusión, personas sin habilidades digitales… ¿Cómo aborda desde su posición que realmente esa digitalización de la AA.PP. sea para todos? 

El modelo de transformación digital que ha emprendido Andalucía es integral, transversal y para todos. Nadie va a quedarse atrás en este cambio y sabemos que hay retos por delante que van a necesitar de toda nuestra dedicación. Una de nuestras 5 líneas de actuación es Sociedad Digital y en base a ella ya se han puesto en marcha la plataforma Andalucía Vuela y el Plan de Capacitación de Andalucía que contará con una inversión de más de 170 millones de euros. Con ellos ofreceremos formación para que la capacitación y las habilidades digitales lleguen a toda la ciudadanía.

Además, para llegar a las personas que viven en el ámbito rural, los 760 centros de la Red Vuela Guadalinfo van a ofrecer talleres específicos para mayores de 65 años. Además, emplearemos herramientas que faciliten la usabilidad de aplicaciones para aquellos que menos capacidades digitales poseen fomentando, por ejemplo, los asistentes virtuales conversacionales.

La conectividad es también clave para que nadie se quede atrás y en ese sentido la Red Vuela permitirá a los andaluces disponer de WiFi libre y gratuito en las 10.500 sedes que la Junta de Andalucía tiene en la región promoviendo un acceso universal a la tecnología y a los recursos digitales. 

Formación del empleado público

En ese sentido, la de capacitar digitalmente a la sociedad, un eslabón esencial en la digitalización de la Administración es el empleado público. ¿Qué medidas se están tomando desde la Agencia para formar a sus propios trabajadores?

En estos tiempos, las administraciones no pueden tener temor a la transformación digital que la ciudadanía está demandando. Hay que incidir en la formación y la capacitación de los trabajadores públicos andaluces para conseguir una administración eficaz, eficiente y simplificada. En esa línea se ha desarrollado la Estrategia de Administración Digital centrada en las personas, un documento en desarrollo y que pretende servir de hoja de ruta para dar continuidad a esos cambios internos que ya han comenzado para adaptar los servicios y procesos a las necesidades reales de los andaluces, poniendo al ciudadano en el centro.

Además, contamos con programas de formación continua y especializada no solo dirigida al propio personal de la ADA sino al conjunto de los profesionales de la Junta de Andalucía porque no podemos olvidar que la digitalización ha de ser transversal. 

En este sentido se han puesto en marcha formaciones como el Programa Cápsulas Digitales en colaboración con empresas tecnológicas de referencia, iniciativas como el Plan de Formación de Gobierno Abierto y datos abiertos para empleados públicos, que desde 2021 está capacitando a los trabajadores de la administración en esta materia, o las distintas actividades formativas que pone en marcha el Instituto Andaluz de Administración Pública.  

Atraer talento

Un desafío es no solo formar sino atraer talento a la propia Administración. ¿Cómo debe afrontarse este reto?  

La Junta de Andalucía ha puesto en marcha programas no solo para la captación de talent, sino también para la creación del mismo. La futura Estrategia Andaluza de Ciberseguridad, por ejemplo, contempla la detección, impulso y retención del talento andaluz. Asimismo, uno de los fines de la Estrategia de la Administración Pública centrada en las personas aportará no solo soluciones digitales, sino talento especializado y cualificado.

En la misma línea, desde otras áreas se está promoviendo el talento andaluz a través de programas como Startup Andalucía Roadshow, las diferentes incubadoras y aceleradoras en las que participa la Junta de Andalucía o los programas con las universidades, que buscan incentivar el emprendimiento y fomentar, en un esfuerzo conjunto con los centros educativos, la apuesta de los alumnos por las carreras TIC. Y esperamos que ese talento y la digitalización de la administración pueda llevar a la incorporación de todo ese talento a la construcción de la Andalucía del futuro.  

Por otro lado, atraer talento a la propia Administración es todo un reto actualmente. El sector TIC está en pleno auge, especialmente en áreas relacionadas con la analítica de datos, la inteligencia artificial o la ciberseguridad. Los profesionales con conocimientos en estas materias están muy demandados, y las empresas ofrecen unos salarios que normalmente están muy por encima de los que ofrece la Administración para puestos de un perfil similar.

Los procesos de acceso a la Administración Pública requieren un esfuerzo importante por parte de las personas que aspiran a ser empleados públicos. Cuando ocurre como ahora, que hay tanta demanda de profesionales, las personas con interés en convertirse en empleado público se reducen. Contra eso la Administración solo puede competir ofreciendo proyectos interesantes que despierten la vocación de servicio público entre los candidatos.

Afortunadamente en temas tecnológicos queda mucho por hacer en todos los ámbitos, y la Administración invertirá en los próximos años para poner en marcha proyectos con un impacto real en la ciudadanía. Ese es el principal argumento que podemos dar para atraer talento: la oportunidad de participar en proyectos que nos ayuden a crear una Andalucía digitalizada y a convertir a nuestra región en un referente tecnológico en Europa.

“La Administración solo puede competir ofreciendo proyectos interesantes que despierten la vocación de servicio público entre los candidatos”

Otro desafío es el propio sistema de contratación de los organismos públicos, demasiado largo y “cerrado”. ¿Cree que es necesaria una mayor agilidad en este sentido? ¿Cómo está afectando a la digitalización de los organismos públicos? 

Este es uno de nuestros principales obstáculos, la Ley de contratos del Sector Público es similar ya sea para construir un puente que para el desarrollo de un sistema de información; puede ocurrir que desde que se idea un proyecto hasta que alcanza su fase de producción ha podido quedar obsoleto tecnológicamente el proyecto, por tanto es muy necesario que se arbitren nuevos mecanismos de contratación, igual de rigurosos pero más ágiles para el sector tecnológico en la Administración.

La gobernanza, clave

Y en ese objetivo, ¿es posible hacer de la innovación una realidad sin la colaboración público-privada?  

La Andalucía de la innovación es un proyecto común en el que la gobernanza es clave. Todos los agentes que intervienen en la transformación de Andalucía pueden y deben estar representados. Desde las administraciones públicas a las empresas e instituciones, pasando por la propia ciudadanía aportando una visión real de sus necesidades y de lo que quieren de su administración.

En la elaboración de las diferentes estrategias, como la de Inteligencia Artificial, buscamos el asesoramiento y aportaciones de profesionales y empresas referentes en el sector que nos ayuden a elaborar una hoja de ruta que cuente con el respaldo del sector privado, clave para que Andalucía se coloque como un referente en digitalización. 

Un ejemplo de ese apoyo es cómo se están volcando en las candidaturas de Sevilla y Granada para acoger las Agencias Nacionales Espacial y de la Inteligencia Artificial, respectivamente. Además, fomentamos la creación de entidades privado-públicas como en Málaga o Granada donde puedan generarse verdaderos espacios de financiación privada y pública.

En su opinión, ¿qué hace realmente a una Administración innovadora?  

La tecnología en sí misma no es innovación. La innovación y la tecnología cobran sentido cuando se pone al ciudadano en el centro de los proyectos y de las aplicaciones de esas tecnologías. ¿Cómo podemos hacer más fácil la vida del ciudadano? ¿Cómo podemos atender sus necesidades reales? 

Si se parte de esas preguntas, es cuando una administración es innovadora: porque aporta soluciones a problemas reales sirviéndose de los avances tecnológicos. El valor de una administración pública es que use la innovación para hacer una sociedad más inclusiva, próspera, con procesos más eficientes y en la que nadie se quede atrás. 

Ya puedes descargar totalmente gratis el Nº8 de nuestra revista

portada

ByTIC Media