Mercedes Payá Merino, directora de Sector Público, Defensa, Salud y Ciencias de la Vida de Atos Iberia

“En general, las AA.PP. no tienen una estrategia muy ambiciosa para adoptar la nube pública”

El Sector Público es clave para el negocio de Atos, con referencias de proyectos tan relevantes como los realizados en el Banco de España, el CICA o el Barcelona Supercomputing Center.
Mercedes Payá Merino, directora de Sector Público, Defensa, Salud y Ciencias de la Vida de Atos en Iberia, considera que tecnologías como IoT y RPA están siendo especialmente relevantas en la digitalización de la Administración Pública al tiempo que señala cómo, en el caso de cloud, la adopción de la nube pública, en general, es incipiente.

Además, señala los fondos europeos como “el mayor esfuerzo de aportación pública al desarrollo en la historia de la UE”. Eso sí, afirma, es necesario más tiempo para su ejecución ya que “tanto países miembros como empresas tenemos una capacidad de cambio limitada”.

-¿Qué presencia tiene actualmente Atos en la Administración Pública española?

El Sector Público representa el 30% de nuestro negocio en España y engloba a las AA.PP, organizadas en tres niveles y muy distribuidas territorialmente, por lo que estamos presentes en muchos puntos en nuestro país. Desde el Ministerio de Defensa donde prestamos servicios de mantenimiento y desarrollo de Sistemas de Información hasta el Gobierno de Cantabria, con la gestión integral de sus infraestructuras TI, la Generalitat Valenciana, el Ministerio de Sanidad, el Gobierno de Canarias, la Comunidad de Madrid, la Junta de Castilla la Mancha, el Ayuntamiento de Barcelona, la Xunta de Galicia, etc.

-Sin duda, la digitalización de la Administración Pública conlleva la apuesta por tecnologías que permitan una mayor agilidad de los propios organismos públicos, pero también con seguridad. En ese sentido, recientemente anunciaban cómo habían ayudado al Banco de España a adoptar la identidad digital de clave pública. ¿Cómo valora este proyecto?

En abril de 2022, la consultora global Gartner publicaba que Atos ocupa el puesto número 1 a nivel mundial en servicios gestionados de seguridad.

Una buena parte de este éxito lo debemos a nuestra suite de soluciones de seguridad digital avanzada y a nuestros servicios de consultoría y asesoramiento en ciberseguridad, como los que prestamos en clientes tan significativos como el Banco de España. Esta es una referencia de la que estamos especialmente orgullosos y demuestra la confianza que nuestros clientes depositan en nuestros servicios de ciberseguridad en todo el mundo.

-No sé si puede comentarnos, además de este, algunos proyectos relevantes que Atos haya realizado en el Sector Público…

Atos es el único fabricante europeo y uno de los principales proveedores de supercomputación y simuladores cuánticos para las universidades y centros de supercomputación españoles. Entre nuestros principales clientes están el CESGA en Galicia, el CICA en Andalucía o la AEMET en la AGE. Atos ha ganado también recientemente el gran contrato del EuroHPC que se implantará en el Barcelona Supercomputing Center, el Centro Nacional de Supercomputación.

RPA e IoT

-¿Qué tecnologías cree que están impactando y ayudando más a los organismos públicos en su digitalización? Y en ese sentido, ¿qué les ofrece Atos?

Hay dos tecnologías que destacan claramente porque siendo bastante disruptivas están teniendo muy buena aceptación y respaldo presupuestario; la automatización y robotización de procesos (RPA) y el Internet de las Cosas (IoT).

La actuación administrativa automatizada recibió un impulso considerable con las leyes 40 y 39/2015, con la consolidación del procedimiento administrativo electrónico. Sin embargo, no ha empezado a desplegarse de forma masiva hasta la llegada de la tecnología RPA, tecnología de automatización que, con poco esfuerzo, permite automatizar tareas repetitivas simulando el comportamiento humano en un contexto digital. Esta tecnología ofrece buenos resultados a corto plazo y aunque es complementaria, está desplazando por la vía de los hechos a los enfoques más completos de simplificación administrativa que incluyen una reingeniería de procesos.

“El despliegue de IoT es imparable y es uno de los ejes de la política industrial europea”

Por otro lado, el despliegue de IoT es imparable y es uno de los ejes de la política industrial europea. Su aplicación en el Sector Público comenzó con las Smart Cities y se está extendiendo rápidamente a todos los servicios públicos: hospitales y quirófanos inteligentes, juzgados inteligentes, escuelas y aulas inteligentes, destinos turísticos inteligentes, etc.

Atos dispone de soluciones y capacidades locales y globales para acompañar a nuestros clientes ante estos retos. Sólo en España disponemos de más de 100 profesionales certificados en tecnologías RPA y nuestras soluciones IoT de plataformas inteligentes de datos, basadas en FIWARE se utilizan en organizaciones por todo el mundo. Un aspecto diferencial de nuestras soluciones es que integran por diseño componentes para la monitorización de la huella de carbono y otras variables medioambientales.

-Otra de las tecnologías que está tomando cada vez más protagonismo es la nube, donde ustedes están posicionándose claramente. ¿Cómo ve la adopción de cloud computing por parte de la AA.PP? ¿Qué beneficios le ofrece y, al mismo tiempo, qué retos encuentran en su adopción?

Aunque hay diferencias, podríamos decir que en general las AAPP no tienen una estrategia muy ambiciosa para la adopción de nube pública. Prácticamente todas las AAPP de cierta entidad tienen sus propios Centros de Proceso de Datos, con muchas instalaciones, infraestructuras, contratos y puestos de trabajo ligados a este modelo, lo que les confiere una inercia organizativa considerable. Hay también algunas barreras en el ámbito presupuestario y de contratación pública, pero poco a poco se van solucionando, bien a través de acuerdos marcos o con modificaciones normativas, como la reciente consideración del cloud como un suministro, que parece facilitar el camino hacia la contratación del cloud como el agua o la electricidad, suministros no inventariables.

Observatorio de IA

-La Inteligencia Artificial también se presenta como un gran aliado tecnológico que, poco a poco, va introduciéndose en los organismos públicos… En ese sentido, ustedes ponían en marcha junto a Ametic el Observatorio de Inteligencia Artificial el pasado mes de marzo. ¿Qué objetivos tiene este Observatorio y qué valoración hace de su evolución desde que se creó?

La Inteligencia Artificial (IA) es probablemente la tecnología con mayor potencial de transformación económica y social, y el Observatorio de IA tiene como objetivo fortalecer el conocimiento e impulsar la aplicación de la IA en España.

Trata de ser un instrumento para conectar el mundo de la Inteligencia Artificial con las empresas y las administraciones públicas, ofreciendo información precisa de los avances de la IA, de su implantación a nivel nacional e internacional, así como de sus tendencias y áreas de evolución mediante la publicación periódica de un Radar de IA. Actualmente colaboran en el observatorio más de 100 entidades españolas entre empresas, universidades y centros de investigación. Entre sus actividades, el Observatorio analiza el impacto de la IA en ámbitos como la legislación, la ética, la ciberseguridad y la privacidad.

Para el próximo ciclo plantearemos estudios de benchmarking sectoriales y una mayor integración con las actividades relacionadas con la IA desarrolladas por la SEDIA a través del ONTSI.

-Seguridad pero también regulación, resistencia al cambio…¿Cuáles son las barreras que hay que saltar todavía cuando hablamos de digitalización de la Administración Pública (si las hay) y cómo Atos puede ayudar a la AAPP a solventarlas?

Ya hemos comentado algunas barreras y las regulatorias forman parte de las reglas del juego en un Sector Público basado en un modelo burocrático como el nuestro, menos ágil pero más garantista que un modelo más flexible y orientado a resultados como el anglosajón. Sin embargo, este aspecto también está evolucionando y mejorando paulatinamente y muchas veces de la mano de las tecnologías digitales.

Sirva como ejemplo el despliegue reciente de Sistemas Dinámicos de Adquisición, 100% digitales y que están sustituyendo a los tradicionales Acuerdos Marco en una apuesta por una mayor agilidad y eficiencia de los sistemas de contratación.

Una barrera importante que subyace en todo esto y que ralentiza esta evolución, tanto en las AAPP como en las empresas, es la limitación del capital humano digital disponible en España, que nos lleva a puntuar reiteradamente bajos en este criterio del DESI. En el informe de 2022, aunque hemos mejorado algo en habilidades digitales básicas, seguimos teniendo un porcentaje de especialistas en TIC con empleo en España del 4,1 % en comparación con la media de la UE del 4,5 %

-Los fondos europeos están siendo decisivos para ese proceso de transformación. ¿Cómo valora Atos su aportación y ejecución?

La oportunidad que tiene España con los fondos europeos no tiene precedentes. Es el mayor esfuerzo de aportación pública al desarrollo en la historia de la UE. Sin embargo, tanto países miembros como empresas tenemos una capacidad de cambio limitada y es necesario más tiempo para esta transformación.

“La ambición del Gobierno de ejecutar un plan tan extenso en 3 años está chocando con una realidad distinta”

La ambición del Gobierno de ejecutar un plan tan extenso en 3 años está chocando con una realidad distinta y los retrasos acumulados están haciendo inviable la ejecución planificada en un porcentaje significativo de los proyectos.

Por otro lado, las AAPP no han dotado a los organismos destinatarios de los fondos de los medios necesarios para ejecutar un presupuesto que, en muchos casos, multiplica su presupuesto habitual. Se requiere una replanificación más pausada, al estilo de otros países europeos que han proyectado la recuperación a más largo plazo.

En este sentido es importante también planificar para el día después, cuando la inyección de los fondos europeos sea el pasado porque el desarrollo requiere de un planteamiento sostenible también desde un punto de vista financiero y no solo medioambiental y social, dos de los ejes prioritarios de transformación del Plan de Recuperación, Transformación y Resilencia (PRTR)en España.

Talento digital

-En su opinión entonces ¿qué claves deben marcar la digitalización del Sector Público? ¿Qué es imprescindible para que esta sea realmente la oportunidad que debe?

El eje de la transición digital es una de las reformas más ambiciosas y complejas del PRTR. Con casi un 30% del presupuesto, esta reforma actúa de forma transversal sobre cualquier planteamiento de transformación, tanto del ámbito público como privado. En un estado tan descentralizado como el nuestro, la distribución territorial y de competencias de nuestras AAPP debe tenerse muy en cuenta.
En este sentido nos parece un acierto el nuevo programa RETECH lanzado en la nueva Agenda España Digital 2026, que permitirá a las administraciones autonómicas una mayor autonomía para la financiación de proyectos alineados con sus estrategias regionales de especialización inteligente.

Es destacable también el Plan Nacional de Competencias Digitales, que aborda de forma directa las limitaciones del talento digital disponible en España.

El desafío está en que este plan necesita unos años para obtener resultados y estos plazos no están sincronizados con los hitos planificados en el PRTR. Por este motivo, entre otros, algunos de los concursos y convocatorias de ayudas están teniendo poca concurrencia y reitero: actualmente en nuestra economía no hay capacidad de ejecución suficiente para abordar con garantías todos los retos que se plantean en los plazos previstos.

En otro orden de cosas, las expectativas alrededor de tecnologías de alto impacto, como la Inteligencia Artificial -con su gran potencial transformador, que está avanzando rápidamente- no están considerando que su madurez no es suficiente aún para abordar un despliegue de soluciones con la ambición y plazos planteados en algunos ejes de la ENIA o del PERTE de la nueva economía de la lengua, por ejemplo. El futuro es muy prometedor pero hay cosas que requieren un tiempo que no es factible acortar.

“Se está produciendo una burbuja de expectativas y salarios en el sector digital que, en el contexto inflacionista actual, traerá consecuencias a medio y largo plazo”

Otro elemento para la reflexión y para la actuación, es el siguiente: la gran demanda que la existencia de los fondos genera, a través de un volumen elevado de ayudas y contratación pública, está produciendo una burbuja de expectativas y salarios en el sector digital que, en el contexto inflacionista actual, traerá consecuencias a medio y largo plazo.

Los poderes públicos deben tomar conciencia de esta situación y actuar en consecuencia. También en el sector digital tenemos que actuar de forma más ordenada y cohesionada para proponer soluciones. Nosotros estamos colaborando activamente con AMETIC en este sentido, proponiendo, por ejemplo, cambios normativos que mitiguen el impacto inflacionista en el sector o liderando iniciativas como el Observatorio de IA.

Ya puedes descargar totalmente gratis el Nº8 de nuestra revista

portada

ByTIC Media