Íñigo Polo, director de AA.PP. y Servicios Digitales de Orange

“Hay que facilitar un entorno inversor adecuado en nuestro país, especialmente en un momento de transformación profunda”

La presencia de Orange en el sector público no ha hecho sino incrementarse en los últimos años. La Comunidad de Madrid, el Banco de España o el Consejo General del Poder Judicial son sólo algunos ejemplos de los organismos públicos que ya confían en sus soluciones. Comunicaciones sí, pero también infraestructuras y servicios en los que la ciberseguridad y la nube marcan las principales inversiones de la AA.PP.

Un escenario marcado por la innovación y en la que Orange apunta como decisivas tecnologías como el 5G que no sólo permitirá sentar las bases de las ciudades inteligentes o luchar contra la brecha digital de la llamada España vaciada sino que además dinamizará el empleo en nuestro país.

Analizamos con Íñigo Polo, director de Administraciones Públicas y Servicios Digitales de Orange los principales desafíos que afronta España en su proceso de digitalización y cómo el Sector Público tiene ante sí una oportunidad única para liderar esta transformación, apoyándose en tecnologías disruptivas como la automatización, la Inteligencia Artificial o el Internet de las Cosas.

Una oportunidad en la que, apunta, también son necesarios cambios en la regulación de la competencia del sector y alivien la carga fiscal que grava a los operadores.

Hace unos días se hacía público que la Comunidad de Madrid confiaba a Orange sus comunicaciones, concretamente a través de Madrid Digital. Una entidad pública que se suma a otras como el Tribunal de Cuentas o la Agencia Tributaria. ¿Qué presencia tiene Orange en la Administración Pública española?

En los últimos años hemos experimentado un crecimiento importante en el sector público situándonos como referente tecnológico de muchas de las administraciones en nuestro país. Concretamente, en el último año, hemos duplicado el número de proyectos adjudicados respecto a 2020 y, además de Madrid Digital, hemos conseguido sumar grandes clientes de referencia en nuestro país en ámbitos tan relevantes como el educativo, el proyecto nacional de Educa Digital, UNED o la Universidad de Alcalá, instituciones relacionadas con la administración y tesorería pública como Banco España, Consejo General del Poder Judicial o Generalitat de Cataluña. También hay ejemplos en transporte, como los proyectos que hemos llevado a cabo con Renfe o con TMB (Transportes Metropolitanos de Barcelona), entre otros.

Dentro de esta nueva cartera de clientes hemos sido capaces de detectar un nuevo patrón sobre la demanda de servicios tecnológicos, cada vez más centrado en dos pilares: cloud, que ha cogido más impulso como resultado de la situación vivida, y sobre todo, la ciberseguridad, enfocada a la protección de infraestructuras frente a ataques específicos como DDoS, filtrado de contenidos o de restricción de accesos, algo crítico en el Sector Público ya que manejan información muy sensible asociada a empleados y ciudadanos.

“La demanda de servicios tecnológicos por parte de la Administración, cada vez está más centrada en dos pilares: cloud y ciberseguridad”

De hecho, como anuncian desde IDC y su informe “Retos y prioridades del sector Público ante la llegada de los fondos Next Generation EU”, el 28,2% de las Administraciones invertirá entre el 25% y el 50% de su presupuesto en dotar de un mejor entorno de seguridad no solo para los sistemas sino también para los datos, consolidándose como una de las principales prioridades de inversión. El objetivo es claro: garantizar la privacidad de la información disponible y generar la confianza digital que demanda el ciudadano en la actualidad.

5G como fuente de empleo

Las comunicaciones son un factor esencial de la digitalización de la AA.PP. pero también, en ese sentido, tecnologías como el 5G. ¿Qué va a suponer para España y más concretamente para el sector público la incorporación del 5G?

Un estudio del Grupo Orange y Omdia estima que habrá 20,3 millones de personas empleadas en España en 2030, y 322.000 de estos puestos de trabajo se crearán como resultado del 5G, lo que significa el 1,6% de la población activa nacional y el 0,7% de la población. 

El Sector Público representará una proporción significativa de los puestos de trabajo creados en España gracias a la tecnología 5G, porque es un empleador importante, que representa casi 13% de la población activa.

En este ámbito, las ciudades inteligentes implicarán una evolución de los servicios públicos en el entorno construido para mejorar la calidad de sus servicios y en definitiva la calidad de vida de los ciudadanos.

Iñigo Polo, director de Administraciones Públicas y Servicios Digitales de Orange.
En esa digitalización de la AA.PP. los Fondos Europeos se presentan como una palanca esencial. ¿Cómo cree que van a impactar en la transformación del sector público español? 

Para entender cómo y por dónde van a impactar estos fondos nos remitimos a los tres objetivos que encontramos dentro del componente 11, Plan de Digitalización de las Administraciones Públicas, enmarcado dentro Plan de Recuperación y Resiliencia que se financia con los Fondos Europeos, dotado con 2.600 millones de euros.

El primero de estos objetivos es el de conseguir diseñar unos servicios públicos digitales de calidad para la ciudadanía, muy ligados a sus necesidades actuales que demandan herramientas más inclusivas, que permitan a las administraciones ser más eficientes y sobre todo más proactivas. La Administración no sólo debe ser capaz de escuchar las necesidades de sus ciudadanos sino que debe actuar apoyándose en la tecnología y herramientas de inteligencia, para poder adelantarse.

El segundo objetivo, muy ligado a las herramientas de inteligencia, es el de poder transformar a la Administración en un “data driven”, es decir que sea capaz de tomar decisiones basadas en datos, teniendo en cuenta las regulaciones y políticas de protección de datos existentes, para construir un servicio público que realmente se adecúe a la realidad de los ciudadanos.

Y como tercer objetivo, que tecnologías como ciberseguridad, cloud o Inteligencia Artificial sean totalmente accesibles para toda la Administración y sepan cómo aprovecharlas. Recordemos que la llegada de los fondos no sólo hará posible que adopten este tipo de tecnologías desde la perspectiva económica sino que por su naturaleza disruptiva tienen un claro foco formativo con el que situar a las administraciones españolas a la vanguardia mundial. En especial, cuando el margen de mejora todavía es alto: sólo el 35% de las organizaciones públicas reconoce estar incorporando automatización inteligente en todos sus procesos, según señala el mismo informe de IDC.

¿Qué papel quiere jugar Orange en ese sentido? ¿Qué ofrece para que la digitalización de la Administración Pública sea una realidad y exitosa? Ustedes, creo, están trabajando ya para ser un agente digitalizador del país”. ¿Qué papel jugará Orange en la ejecución de esos fondos europeos?

En primer lugar, nuestro compromiso con la digitalización del Sector Público es sólido y nuestra extensa experiencia trabaja por ofrecer un portfolio de soluciones donde las administraciones puedan aprovechar todo el potencial de las nuevas tecnologías sin dejar de lado sus necesidades actuales, impulsando el desarrollo de servicios como ciberseguridad, cloud, Big Data, Internet de las Cosas, aprovechar las capacidades de nuestra red 5G, etc.

En cuanto a nuestro papel en los fondos europeos, efectivamente hemos sido reconocidos por el Gobierno como Agente Digitalizador, una consideración debida no solo a nuestras cualidades como empresa tecnológica y a nuestro amplio catálogo de soluciones subvencionables en este proyecto, sino a nuestra capacidad de acompañar y asesorar a las empresas y administraciones públicas en su digitalización para que lo entiendan como un proceso sencillo y accesible para todas ellas, además de ser una oportunidad para crecer y evolucionar.

“Hemos sido reconocidos como Agente Digitalizador no solo por nuestras cualidades como empresa tecnológica y nuestro amplio catálogo de soluciones subvencionables en este proyecto sino por nuestra capacidad de acompañar a las empresas y administraciones públicas en su digitalización”

En ese camino hacia la Administración Digital un aspecto clave es que sea realmente para todos, algo que hace imprescindible la formación de los ciudadanos en habilidades digitales. Ustedes anunciaron la creación en Madrid de Orange Digital Center, un centro precisamente para ayudar a los ciudadanos a formarse en habilidades digitales. ¿Qué valoración hace de este Centro? ¿Cómo está funcionando? ¿Van a extenderlo a más ciudades?

El proyecto Orange Digital Center, de la Fundación Orange, arrancó en 2021 con una plataforma educativa online y culminará en 2022 con la creación de un espacio físico en Madrid orientado a la innovación y a la formación digital de diferentes colectivos.

Orange Digital Center trata de hacer la innovación digital accesible a colectivos como jóvenes, mujeres, personas con autismo o emprendedores. Esta plataforma educativa online está orientada a la educación, la inclusión digital, el fomento de la innovación y del emprendimiento, y quiere ser un lugar para formar en habilidades digitales a los grupos sociales más vulnerables además de ser un punto de encuentro entre emprendedores, familias y miembros de la comunidad educativa.

Ha tenido una gran acogida desde su presentación en junio de 2021 experimentando un crecimiento de usuarios día a día. Cuenta ya con más de 10.000 usuarios en la plataforma, que pueden acceder a 44 cursos y más de 30 webinars, de manera gratuita. Además, continuamente creamos nuevos cursos para que la plataforma sea dinámica y los usuarios actuales puedan seguir interesados en cursos futuros.

La España vaciada

A la brecha digital de la formación se une la de la España vaciada. ¿Cómo, desde Orange, se puede contribuir a digitalizar también esas zonas y lograr que no se queden atrás?

El poder que nos ofrecen las nuevas tecnologías sobre estas zonas y en concreto el de las redes de últimas generación como 5G, es revitalizante tanto económica como socialmente, puesto que nos permite cubrir zonas donde no es fácil llegar con fibra y ofrecer así, servicios de banda ancha a través de la red 5G. Esto abre un mundo de posibilidades para las zonas rurales impulsando el desarrollo del teletrabajo, digitalización de actividades que se encuentran localizadas en estas zonas como agricultura, ganadería y demás sectores productivos.

Para cumplir esto seguiremos aumentando nuestra cobertura 5G, un compromiso con el que trabajamos codo a codo con las administraciones responsables dentro del Ministerio de Asuntos Económicos y Transformación Digital con el objetivo de contar con fondos europeos para el despliegue en zonas rurales.  Adicionalmente, estamos inmersos en una serie de proyectos donde colaboramos con instituciones públicas como Red.es y empresas privadas, para demostrar las ventajas de nuestra red 5G en diversos sectores de la economía, como seguridad, agricultura, medicina, Industria 4.0 y educación, entre otros.

Y ya desde el lado más concreto del negocio de Orange, ¿qué le piden a la AA.PP. para poder seguir siendo la operadora que son? ¿Qué demandas tienen o qué mejoras podría realizar el Ejecutivo para ayudarles a seguir invirtiendo y apostando por España?

Quizás la principal tarea del Gobierno para este año sea la gestión de los fondos europeos que ofrecen una oportunidad extraordinaria para acelerar la recuperación de nuestra economía, adaptándola al nuevo contexto global y haciéndola más resiliente. Como sólido número dos del mercado colaboraremos en lo que esté en nuestra mano en el Plan de Recuperación del Gobierno que, apuesta por la transformación digital del país, y cuya ejecución será su gran reto para este año. Dicho plan incluye, como ya comentaba con anterioridad, ayudas a la conectividad y el despliegue del 5G para cerrar brechas territoriales, refuerzo de la capacidad en ciberseguridad, desarrollo de la economía del dato y la Inteligencia Artificial, garantía de los derechos digitales y digitalización de las Administraciones Públicas y de las empresas, en particular las pymes con las ayudas del programa “kit digital”.

El Gobierno de España y el regulador europeo deberían modificar el marco regulador para adaptarlo a la nueva realidad de un mercado donde el terreno de juego es global y donde Europa, debido a su actual normativa de competencia, no cuenta con jugadores de escala suficiente para competir en el entorno digital, algo en lo que ya se está trabajando.

“Aunque se han dado los primeros pasos para reducir la carga fiscal específica del sector, se debe profundizar en este tipo de medidas. La inversión de hoy es el crecimiento de mañana”

También es urgente que Europa ponga en marcha las modificaciones necesarias para conseguir, cuanto antes un level playing field -mismas reglas para los mismos servicios- con el fin de que todos los agentes que intervienen el mercado digital estén sujetos a las mismas obligaciones y los consumidores estén igual de protegidos, independientemente de quién les preste servicio.

Por último, aunque se han dado los primeros pasos para reducir la carga fiscal específica del sector, se debe profundizar en este tipo de medidas. La inversión de hoy es el crecimiento de mañana y los operadores han acreditado en los últimos años su vocación inversora y su compromiso con el país con ratios de inversión sobre ingresos que, en el caso de Orange, alcanzan el 20% en los últimos 5 años. Hay que facilitar un entorno inversor adecuado especialmente en un momento de transformación profunda como el que vivimos.

Comparte este artículo

Deja una respuesta

ByTIC Media

Abrir chat
📨 ¿En qué podemos ayudarte?
ByTIC Media
Hola 👋
Soy Aiala Casaux, responsable comercial de ByTIC
¿En qué puedo ayudarte?